Rotura de vidrios, asalto y shock provocan avezados delincuentes que aprovechan la noche y la luz roja para sembrar el terror en las calles de la capital, señala el Gobierno pero en este análisis gubernamental hay un tremendo error porque estas situaciones no solo ocurren durante la noche: asaltos y lanzasos a automovilistas se vienen perpetrando sin pudor y control a plena luz del día, durante las horas punta.

Hace unos días el Ministerio del Interior –jefe jerárquico de las policías- informó que “de los más de 3 mil cruces semaforizados de la Región Metropolitana, hasta la fecha se han acortado los tiempos en 1.800. Los demás quedarán listos a mediados de julio. En promedio, la duración de los ciclos disminuyen entre 10 y 20 segundos. Con la nueva programación nocturna, los semáforos operarán de acuerdo al flujo nocturno y no de hora punta tarde, como lo hacían antes de esta medida”.

Con el fin de aumentar la seguridad de los automovilistas en las esquinas durante la noche y en horarios con menor flujo, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a través de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), acortó la duración de los ciclos de 1.800 semáforos de la Región Metropolitana entre 10 y 20 segundos en promedio. La iniciativa, que se trabajó en conjunto con la Subsecretaría de Prevención del delito, tiene como objetivo que los vehículos se mantengan el menor tiempo posible detenidos en los cruces, reduciendo así las posibilidades de ser víctimas de un hecho delictual.

El anuncio, claramente, evidencia que las autoridades poco y nada saben de lo que ocurre en las calles de la ciudad durante entrada la noche, hay muchas avenidas en que simplemente los automovilistas no respetan la luz roja por temor a ser asaltados, ya que la presencia de Carabineros o seguridad municipal simplemente NO existen, lo que favorece a los delincuentes.

De hecho, por ejemplo, en la intersección de Av. Libertador Bernardo O’Higgins (Alameda) con Amunátegui (al Norte) o Lord Cochrane a partir de las 21:00 horas desde el oscuro bandejón central acechan lanzas que se abalanzan sobre los automovilistas para arrebatar celulares o lo que lleven a la vista, y esto a metros de La Moneda.

Según la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, de los 3.050 cruces de toda la Región, sólo quedan 1.200 semáforos por reprogramar, tarea que se finalizará a mediados de julio.

“Sabemos que hay horas y esquinas en que lamentablemente es más peligroso parar en las luces rojas. Nuestros técnicos estudiaron dónde y cuánto se pueden disminuir los ciclos de los semáforos y estamos reprogramando a través de nuestro sistema de gestión de tráfico. Creemos que así colaboramos con un granito de arena en hacer las calles más seguras para los automovilistas”, explicó la funcionaria de gobierno.

Por su parte la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, indicó que “la coordinación es fundamental para la prevención de los delitos, es por eso que estamos trabajando con todas las instituciones y organizaciones del Estado para entregar más y mejor seguridad a la ciudadanía. Un claro ejemplo es lo que hoy estamos realizando en conjunto con el Ministerio de Transportes, que nos permitirá acortar el tiempo de espera de los semáforos en rojo en horarios nocturnos, con el objetivo de que los automovilistas permanezcan el menos tiempo posible detenidos en los cruces”. Además, agregó que “con esta iniciativa podremos evitar posibles hechos delictuales y, además, permitirá un desplazamiento más expedito y seguro durante la noche y los fines de semana”.

Lo que dicen los “expertos”

De acuerdo a un acucioso análisis técnico de cada cruce y sus características específicas, los ciclos nocturnos quedarán en promedio entre 40 y 80 segundos, resguardando siempre que la intersección se mantenga segura para el tránsito tanto de automóviles como de peatones.

Los horarios del cambio de ciclo también dependen de la esquina pero, en términos generales, se extienden entre las 21.00 horas y las 07:00 horas. Esta medida rige también durante los fines de semana.

Por ejemplo, en San Bernardo, el eje Gran Avenida y en el cuadrante Colón-Portales-Eucaliptus-Central, el ciclo ya está disminuido a 50 segundos. A esa misma cifra se redujo el tiempo de los semáforos ubicados en la Avenida La Paz, entre Bellavista y Santos Dumont, en Independencia. En la comuna de Santiago, ya está reducida a 60 segundos toda el área comprendida entre Portugal, Diagonal Paraguay, Curicó, Tarapacá, Dieciocho y Copiapó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí