El Presidente Sebastián Piñera junto a la Primera Dama, Cecilia Morel, presentaron este miércoles el Consejo Ciudadano de Personas Mayores, el cual estará integrado por 18 personas, entre las que se encuentra Marta Larraechea, y cuyo objetivo es el de contribuir a generar políticas públicas que vayan en favor de estas.

Piñera salió al paso de las denuncias que se hicieron viral en la última semana, aprovechando de anunciar un programa que trabajará con la banca para eliminar la discriminación que existe para este grupo en el sistema social.

En ese sentido, el mandatario dijo que “me ha sorprendido mucho ver en la prensa, en los últimos días, a muchos adultos mayores quejándose, con muy buenas razones, de que les cierran, les cortan los servicios bancarios por el sólo hecho de llegar a una determinada edad, y eso lo hacen algunos bancos de manera unilateral. Yo estoy convencido de que esa práctica hay que terminarla”.

En ese sentido, indicó que los adultos mayores constituyen el 14% de los clientes de los bancos, por lo que “parece sorprendente que se le estén cortando algunos servicios financieros, especialmente que no se les renuevan las tarjetas de créditos, ni los créditos hipotecarios o de consumo, por el sólo hecho de tener una cierta edad”.

En cuanto a la discriminación que sufren los adultos mayores figura la discriminación por edad para negar determinados servicios, el problema para adaptarse a cambios tecnológicos y el hecho de ser víctimas de fraudes o explotaciones, incluso de parte de familiares.

Ante esta situación, el jefe de Estado dijo que “por eso el Gobierno, en conjunto con los bancos, está trabajando en un programa para resolver estos problemas. Eliminaremos la discriminación por edad y estableceremos un trato preferencial y justo en accesos a servicios. Esto último significa ejecutivos de cuenta especializados, facilitarles acceso mediante teléfono o internet, y ayuda especial en caso de fraude o de explotación por parte de sus familiares”.

Por su parte, la Primera Dama también reaccionó ante este tipo de discriminación, precisando que “eso atenta contra el derecho de las personas mayores, pero también creo que instituciones bancarias no tienen el derecho a discriminar por razones de edad, porque eso es un atentado a los derechos humanos”.

Este es un llamado a la responsabilidad social, porque este tema de los adultos mayores no es solo del Estado, no es solo del gobierno, es muy importante que sea una prioridad que impulse y le de a las medidas que desde el gobierno se pueden hacer”, explicó.

Además, Morel también llamó a los empresarios a no discriminar por edad, sino que también abran las puertas a la flexibilidad laboral para que los adultos mayores trabajen y les den esa “oportunidad que ellos necesitan”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí