Luego que se presentara la agenda anti nepotismo y el proyecto de ley de Integridad Pública anunciado por el Presidente, Sebastián Piñera, la oposición comenzó raudamente con las críticas a la iniciativa y que esta fuera firmada por el Mandatario y su primo, el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Uno de los primeros en presentar sus reparos fue el diputado socialista, Marcelo Díaz, que aseguró que siempre es positivo en avanzar en materias de probidad e integridad en el sector público, sin embargo, “no me parece razonable que empecemos a buscar mecanismos para que los parientes puedan ingresar a la administración del Estado, porque lo que se hace finalmente es favorecer ese ingreso. Esto parece una ley con nombre y apellido, que se da a propósito del caso Pablo Piñera”.

En específico en este punto, dijo que una vez que ingrese el proyecto buscarán modificar en particular esta decisión, porque menciona que la medida va en la dirección contraria a lo que los chilenos esperan de la política.

En el Frente Amplio, el diputado de Revolución Democrática, Renato Garín, se manifestó insatisfecho con la iniciativa presentada por el Gobierno y criticó que no se haya usado como base las recomendaciones de la comisión Engel.

“El nepotismo en la clase política es transversal, lo que ocurre es que en este gobierno ha sido pornográfico”, sentenció.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí