Un cliché periodístico marcó los ánimos en la sala de la Cámara de Diputados este miércoles: “Crónica de una derrota anunciada”, decían parlamentarios del oficialismo mientras esperaban que los principales impulsores, los jefes de bancada Javier Macaya (UDI), Leopoldo Pérez (RN) y Luciano Cruz-Coke(EVOP) salieran a dar la cara e inventar, a la acalorada prensa, una respuesta que no hiciera ver el fracaso interno de esta censura fallida.

Con el vaso medio lleno, el diputado RN, Leopoldo Pérez, aseguró que estaban muy contentos porque votaron alineados y en defensas de la institucionalidad. “Rescato que las tres bancadas votamos unidas y detrás de la figura del Presidente de la República”, dijo.

En este mismo plano, agregó que sabían que sería una votación difícil, “lo importante es que dentro de la diversidad mantenemos unidad”.

En el caso de su par UDI, Javier Macaya, no abordó la derrota y dijo que “a nosotros nos interesaba marcar un punto de inflexión, una postura política respecto al rol que le corresponde a la Mesa de la Cámara de Diputados en representación de toda la Cámara y separando ese rol, que es institucional, del rol que es legítimo tener, como opositores, votando en contra proyectos y haciendo críticas políticas”.

Palabras dadas afuera del hemiciclo mientras los parlamentarios de la oposición –por primera vez en estos cuatro meses de Gobierno– se sacaban fotos, alegres, tras el unánime respaldo entregado a la mesa de Maya Fernández.

Fue la misma presidenta de la Cámara que, en entrevista con CNN, reflejó una visión compartida al asegurar que esta decisión de Chile Vamos “Terminó uniendo en la defensa de la labor parlamentaria a la oposición, por lo tanto, fue un hecho político importante”, recalcó.

Fuego Amigo

La decisión de los jefes de bancada ante La Moneda –que planteó una y otra vez que no tuvo nada que ver en esta decisión– no fue compartida por los parlamentarios del bloque oficialista. En Renovación Nacional fue uno de los lugares donde más se notó el desapego a la medida.

Antes que el voto de censura fuera presentado, el diputado y jefe de bancada, Leopoldo Pérez, sentenció que renunciaría a su puesto como representante del comité si no lo apoyaban, lo que recibió respaldo de la directiva y obligó, a regañadientes, al bloque a cuadrarse con esto.

Sin embargo, no fue la única versión de los reclamos. Una vez saboreando el fracaso, el senador del partido, Francisco Chahuán, aseguró que “fue un error insistir en la censura, donde además todos sabíamos cuál iba a ser el resultado”.

En esta materia, el parlamentario añadió que “lo único que se logró fue perder tiempo valioso, que pudo ser ocupado en resolver los temas que le interesan a las personas”, calificando que la única ganadora de esto fue Maya Fernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí