El Partido Socialista se mostró “indignado” por la “violenta represión” existente en Nicaragua y que es ejercida por el gobierno de Daniel Ortega, la cual ya lleva cerca de dos meses y que ha costado la vida de unas 300 personas.

A través de un comunicado, el PS señala que “la situación en el hermano país de Nicaragua es motivo de gran preocupación en nuestro Partido dado los vínculos históricos que nos unen con la revolución sandinista, la que llevó a decenas de compatriotas a sumarse a la lucha contra la dictadura de Somoza, a la conquista de la democracia y al proceso de transformaciones políticas que lideró el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)”.

A renglón seguido “manifestamos nuestra indignación por la violenta represión que se ha desatado en la nación centroamericana y que ha generado una profunda crisis política en ese país”.

Son ya dos meses de manifestaciones pacíficas por la apertura democrática. En vez de un genuino diálogo, estas han sido violentamente reprimidas por la policía nacional y grupos irregulares armados que han dejado un saldo de casi 300 muertos y miles de heridos, especialmente jóvenes. Estos dramáticos acontecimientos nos enlutan”, agrega.

Por tal motivo, el PS se sumó al llamado de la comunidad internacional para “implementar las recomendaciones dela Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en orden a cesar de inmediato la represión de la protesta social y la adopción de medidas que permitan investigar, juzgar y sancionar a los responsables de los hechos, así como reparar a familiares y víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos”.

Finalmente, la colectividad aboga por el restablecimiento de la normalidad democrática y la convivencia entre las y los nicaragüenses, “así como por una salida pacífica ante el cuadro de polarización, poniendo en el centro la construcción de un país democrático, justo y libre”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí