Ex directora de TVN critica duramente contratos de “privilegios” en una empresa “prácticamente quebrada”

0
338

La periodista y ex directora de TVN, Pilar Molina, fustigó duramente los contratos de “privilegios” para los altos cargos de la estación televisiva, afirmando que esta situación no se condice con una empresa que está “prácticamente quebrada”.

En una carta en El Mercurio, Molina, ligada a la derecha, señala que “no extraña comprobar que sigue la práctica en TVN de hacer contratos en condiciones que privilegian a sus conocidos y amigos por sobre el bien de la empresa y sus trabajadores. Es obvio que Jaime de Aguirre no habría encontrado en el sector privado condiciones económicas como las que le ofreció Ricardo Solari, en su calidad de (ex) presidente del directorio“.

Más grave aún es constatar que continuaron las prácticas de tomar decisiones a espaldas del directorio. Lo comprobé frecuentemente en mis cuatro años como directora y llegamos a contratar un informe en derecho que restableció, ante toda la administración, la obligación del comité económico de someter al directorio sus decisiones en materia de contratación“, afirma.

Sin embargo, sostiene que “lo más preocupante es que hoy TVN es una empresa prácticamente quebrada, de manera que estos juegos de poder se pagarán con los impuestos de los chilenos, de los ricos y pobres. Es inaceptable asegurarle al director De Aguirre que si es despedido dentro de los primeros cuatro años, se irá con una indemnización cercana a los $80 millones, que solo podrá financiarse con los 47 millones de dólares que aprobó el Congreso para capitalizar TVN”.

En ese sentido, precisa que “no vaya a ser que el nuevo respaldo económico estatal le permita a la TV pública prescindir de hacer las transformaciones indispensables para adaptarse a la nueva realidad. No se trata de achicar al canal, como lo planteé tantas veces en el directorio, sino que de cambiar el modelo, para adaptar TVN  al actual escenario, donde la televisión es parte de una oferta multiplataforma y los contenidos están en internet disponibles para ser vistos por teléfono y computador a cualquier hora y en cualquier lado a gusto del consumidor”.

Ya hay canales que iniciaron el proceso transformador y TVN no puede esperar que se legisle para tomar decisiones. La Ley sobre televisión digital terrestre llegó tarde, cuando lo que impera es la TV por Internet”, plantea.

Finalmente, Molina espera que la oposición entienda que “es en esas definiciones donde debe poner su ingenio y no en seguir lastrando al canal con propuestas demagógicas, como crear una nueva señal cultural que nadie sabe a qué responderá, pero sí quiénes la financiarán: los chilenos”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí