La cifra de muertos por los incendios forestales más sangrientos de Grecia en décadas ascendió a 74 el martes mientras los equipos de rescate buscaban en tierra y mar a aquellos que buscaban escapar de las llamas que envolvieron populares lugares de veraneo cerca de Atenas, reporta un cable de AP.

El número de víctimas aumento, luego que las cuadrillas de rescatistas revisó casas y vehículos carbonizados y la guardia costera recorriendo las playas y aguas más profundas. No hubo un recuento definitivo de los desaparecidos.

Impulsados ​​por vientos de 80 kph (50 mph) que cambiaron frecuentemente de dirección, los incendios – uno al oeste de Atenas cerca de la ciudad de Kineta y otro al noreste cerca del puerto de Rafina – se extendieron a velocidades que sorprendieron a muchos, atrapando a cientos en las playas y cortando rutas de escape.

Todas las bajas parecían ser del incendio cerca de Rafina, un área costera popular que es una mezcla de residencias permanentes y casas de vacaciones. El incendio estalló el lunes por la tarde durante un período caluroso y seco, pero la causa no quedó clara inmediatamente. Las fotografías aéreas mostraban franjas carbonizadas de bosques y hogares.

El primer ministro Alexis Tsipras declaró tres días de duelo nacional. Además de los muertos, que incluían a niños, los hospitales trataban a 187 personas, la mayoría por quemaduras, y 10 de ellas estaban en graves condiciones.

Enormes áreas de bosques han sido quemadas y convertidas en cenizas por los incendios forestales que asolan Atenas, Grecia. Al menos 50 personas han muerto en los incendios mortales que todavía están ardiendo en las áreas de Kineta y Mati. (24 de julio)

A pesar de que había disminuido hasta el martes por la tarde, el incendio estaba lejos de extinguirse y más de 230 bomberos seguían tratando de apagarlo, ayudado por voluntarios y aviones que dejaban caer agua. Otros cinco incendios continuaron ardiendo, con brotes registrados en el incendio cerca de Kineta. Las autoridades ordenaron la evacuación de algunas comunidades como medida preventiva.

Las autoridades instaron al público a contactarlos sobre los desaparecidos. Muchos tomaron las redes sociales, publicando fotos y lo que se creía que era su última ubicación antes de que los incendios ocurrieran.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí