La Fiscalía Metropolitana Sur junto a funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) allanaron este martes las oficinas de la Conferencia Episcopal (CECh), desde donde incautaron información y declaraciones de víctimas de abusos de la Congregación de los Hermanos Maristas.

Según señala la Fiscalía, las denuncias de abuso sexual al interior de la Iglesia Católica chilena hay 38 casos vigentes en investigación, los cuales tienen relación con la Congregación Marista.

El allanamiento se produjo cerca de las 09:15 horas de hoy en el edificio ubicado en el centro Santiago, tras una orden del fiscal regional Sur, Raúl Guzmán, encargado de investigar los casos vinculados con esta congregación a nivel nacional.

El persecutor indicó que “estamos recabando y complementando antecedentes que ya habíamos recibido, particularmente para la identificación de víctimas que han formulado denuncias por abusos de distinto tipo”.

En ese sentido, precisó que los antecedentes tienen “relación con hechos que estamos investigando, que pueden ser constitutivos de delito, y eso involucra tanto víctimas como eventuales imputados”.

Hermanos Maristas

Luego de finalizar el allanamiento en la Conferencia Episcopal, los fiscales y los miembros de la PDI se trasladaron a la sede de los Hermanos Maristas, en la comuna de Providencia, para concretar un nuevo procedimiento.

Este registro se suma los que se han hecho durante lo que va del año a distintas sedes religiosas en el marco de investigaciones por abusos sexuales contra menores, entre los que destaca la Diócesis de Rancagua, el Obispado Castrense y el Tribunal Eclesiástico de Santiago.

Hay que recordar que la Congregación de los Hermanos Maristas en Chile está siendo investigada civilmente y también por la propia iglesia, las cuales versan sobre abusos sexuales contra algunos de sus miembros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí