Luego de un empate técnico basado en indefiniciones por parte de la Democracia Cristiana, la Acusación Constitucional en contra de los ministros de la Corte Suprema fracasó en la Cámara de Diputados.

Fueron 73 votos a favor y 64 en contra los que respaldaron a los jueces y dilapidaron un esfuerzo de la oposición para botar a los jueces que otorgaron a internos de Punta Peuco la posibilidad de cumplir sus condenas con libertad condicional por temas humanitarios.

Un fracaso de la oposición donde se apunta a la Democracia Cristiana, debido a que modificaron sus votos de cuajo, pasando al empate técnico de 69 a favor con 69 provocando un empate técnico en el tema de fondo, para modificar en la discusión particular sus votos a favor de la posición del Gobierno.

El presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, pidió que no se haga una caricatura de la situación. “Aquí la posición de la Democracia Cristiana es clara y categórica. Puede haber una diferencia respecto del instrumento, si había o no notable abandono de deberes de los jueces, pero estamos absolutamente de acuerdo en mejorar nuestro estándar legislativo para que nunca más se produzcan este tipo de fallos”, enfatizó el líder falangista.

En el comité político de Chile Vamos, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, dijo que existe un despilfarro por parte de la oposición de las herramientas legislativas e hizo un llamado a actuar de forma dialogante. “Queremos hacer un llamado a esa oposición obstructiva, que se sume a la otra oposición, a la republicana, a la dialogante, a la que le gustan los acuerdos. Que piensen en todos los chilenos porque tarde o temprano si siguen en esa actitud de utilizar exclusivamente las herramientas de fiscalización que otorga la ley para hacer política la ciudadanía los va a castigar”, recalcó.

En tanto, el presidente de Renovación Nacional, el diputado Mario Desbordes, comentó que la izquierda desprestigia la política al usar este tipo de artimañas tan seguido. “Lo que está pasando hoy día es que en cuatro meses se batió un récord en 28 años de democracia, porque se han presentado tres interpelaciones, dos acusaciones constitucionales y una solicitud de destitución del Fiscal Nacional. Ese récord habla mal de lo que está pasando hoy día en el Congreso. Yo espero que esto se medite un poco más, que exista un poco más de prudencia en esto, porque de lo contrario mientras más veces usamos mal estas herramientas, más las desprestigiamos”, agregó el timonel RN.

En La Moneda, fue el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick quien comentó el triunfo por parte de la posición del Ejecutivo. En este plano aseguró que el líbelo no tenía justificación y sentenció a la izquierda que “hay que saber perder”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí