Dolmestch y acusación constitucional: “Es grave que en un país los jueces estén atemorizados, porque se pone en riesgo el estado de derecho”

0
256

El presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, salió a explicar este domingo sus sentimientos luego de la acusación constitucional que diputados interpusieron en su contra y a otros dos ministros, afirmando que lo más grave de esta situación es que los jueces estén atemorizados, porque se pone en riesgo el estado de derecho.

En entrevista con La Tercera, el ministro de la Suprema explica que “el peligro de todo esto era que pudiera constituir una especie de amenaza a la función judicial. Y hay una cosa que a mí no me cabe ninguna duda: es grave que en un país los jueces estén atemorizados, porque se pone en riesgo el estado de derecho”.

En ese sentido, explicó que “cuando el juez está atemorizado no puede cumplir con libertad su convicción y su trabajo, y la gente no recibe lo que debe recibir, un juicio justo. Eso es peligroso”.

Dolmestch también se refiere a la posibilidad que le toque ver otro caso de un reo de Punta Peuco, indicando que “no sé lo que va a pasar, no puedo anticipar lo que va a ocurrir. Uno tiene que estudiar el caso a caso con la mente desprejuiciada. Cuando llegue lo veré, además, se supone que la ley va a cambiar”.

Ante la consulta si los ministros quedan bajo amenaza de una próxima acusación constitucional, el magistrado precisa que “podría ser, pero me da la impresión de que nuestros jueces no solo respetan, sino que admiran mucho la independencia”.

Y ellos se han manifestado en todas las oportunidades libres e independientes. Aprovecho de mandarles un mensaje a todos los jueces de Chile, de que esto lo tomemos como un incidente que no altera nuestra función y que sigan manteniendo la independencia que siempre hemos tenido y que es nuestra fortaleza”, agrega.

Dolmestch también menciona que fue doloroso que le pusieran en duda su trayectoria judicial luego de haber investigado y condenado a responsables de violaciones a los derechos humanos.

En cuanto a la postura asumida por el máximo tribunal del país ante la acusación constitucional, el ministro explica que “la Corte Suprema entendió que esta acusación traspasó los límites de la crítica al actuar de un juez individual y pensó que no podía silenciarse cuando estaba en riesgo la independencia y el respeto de los poderes del Estado. Entró el temor de que esta revisión de fallos se extendiera a otras materias y eso no puede suceder”.

Pienso que no le hace bien al país tanta desconfianza en sus instituciones. La desconfianza lleva a la beligerancia y esto, más allá de una pérdida de respeto, puede multiplicarse y provocar caos. Y esto lo digo como ciudadano, no como juez, estos climas enardecen a la gente y debemos tratar de evitar estos escenarios”, menciona.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí