Ausencia de Ezzati, referencia a curas abusadores y detenidos en plena homilía marcaron el Te Deum

0
311

El Te Deum de este año, el primero en el que participa el Presidente Sebastián Piñera en su segundo mandato, estuvo marcada por la ausencia “forzada” del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, referencias y pedidas de perdón por los abusos sexuales a menores de edad cometidos por religiosos y por la detención de la ex candidata presidencial Roxana Miranda.

Lo llamativo de este Te Deum fue, primeramente, que no se televisó como era tradicional, marcando un punto de inflexión para las próximas ceremonia religiosas. Además, también se puso el acento en la ausencia del cardenal Ezzati de presidir la homilía, lo cual se dio a la presión ejercida por La Moneda antes los cuestionamientos que se han hecho a la persona del obispo a quien acusan de encubridor de delitos de pederastia.

Este año, la liturgia estuvo a cargo de monseñor Juan de la Cruz Suarez, Deán de la Catedral Metropolitana, mientras que la homilía el encargado fue Benito Rodríguez, monje benedictino y abad del Monasterio Benedictino de la Santísima Trinidad, de Las Condes.

En su exposición, el sacerdote dijo que es necesario “ponernos en camino para que Chile pueda sanar sus desconfianzas, y abrirse a la ternura, al perdón, a la compasión, porque un país sin confianzas no tiene futuro alguno, nunca podrá desarrollarse de manera integral, sustentable y sostenible en el tiempo. Es necesario un renacimiento en la vida privada y pública, renacer desde esa confianza de la cual hoy hay tanta necesidad en nuestra sociedad“.

El canto de inicio

El tema de la situación que afecta a la Iglesia fue tocado en el canto de alabanza inicial, donde el cantor Francisco Astorga usó la música como medio de expresión para cuestionar los casos de abusos sexuales en los que se han visto involucrados sacerdotes.

Mira tu pueblo Señor, quiero la paz, el encuentro. Pero el miedo está aquí adentro, Siento vergüenza y dolor. Si juzgo al encubridor y abusador son culpables, Negarlo es inaceptable cuando el temporal arrecia. En reconstruir la Iglesia, yo también soy responsable”, señaló Astorga en su canto.

Mea Culpa

En la homilía, Rodríguez hizo un mea culpa respecto a la crisis que atraviesa actualmente la Iglesia Católica tras los distintos casos de abusos sexuales contra menores de edad, delitos cometidos por sacerdotes, siendo el caso más emblemático el que afectó al cura pederasta Fernando Karadima.

Hoy nos toca presidir esta solemne celebración del Te Deum en un momento muy particular, porque estamos pasando por tiempos recios, como decía santa Teresa. Nuestra Iglesia de Chile vive un tiempo de purificación quizás como nunca antes en su historia“, señala el monje benedictino.

Y agrega que “creemos que hablar desde esta precariedad, sin pretender negarla o esconderla es también nuestro aporte al hoy de nuestra historia, intentando acoger con humildad y con generosidad nuestros errores, sin pretender privilegios o algún trato especial, y sin renunciar al desafío y la responsabilidad de una profunda conversión en Espíritu y en verdad, para ser mejores testigos de ese Evangelio que hemos recibido y que llevamos en vasijas de barro“.

Interrupción y detención de Roxana Miranda

En ese momento, un grupo de mujeres lideradas por la ex candidata presidencial y cabeza visible del movimiento Andha Chile, Roxana Miranda, interrumpieron la homilía gritando consignas contra el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, mientras que otra mujer gritó desde la entrada de la Catedral en contra del aborto. Ambas fueron detenidas por personal policial.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí