El Papa Francisco aceptó este viernes las renuncias de los obispo de Chillán y San Felipe, Carlos Pellegrín y Cristián Contreras, respectivamente.

El primero de ellos, Pellegrín está siendo investigado por el fiscal Emiliano Arias en casos de denuncias por abuso sexual, mientras que Contreras es indagado por encubrimiento por el mismo tipo de delitos.

El Vaticano dio a conocer que en reemplazo del obispo de Chillán asumirá como administrador apostólico Sergio Pérez de Arce Arriagada, quien actualmente se desempeña como rector de la Iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso y quien tendrá que recibir las denuncias de abusos sexuales.

Además, también se comunicó que en reemplazo de Contreras asumirá como administrador apostólico Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, quien desempeñaba funciones como Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago.

Estas nuevas renuncias de estos dos nuevos religiosos se suman a las efectuadas por los obispos de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte; de Puerto Montt, Cristián Caro; de Rancagua, Alejandro Goic y de Talca, Horacio Valenzuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí