La descabellada nueva estrategia de Evo y su equipo: Desconocer el Fallo de La Haya

0
349

Si las autoridades chilenas pensaban que Evo Morales y su círculo de hierro, capitaneado por el reconocido antichileno Álvaro García Linera, aceptarían la sentencia inapelable de la Corte Internacional de Justicia de Naciones Unidad, a la que acudió la propia Bolivia, se equivocan.

Las señales oficiales a poco más de 24 horas del dictamen, indican que el régimen paceño simplemente desconoce dicha sentencia la que califica como “informe” y se puede proyectar una complicada y nueva ofensiva político comunicacional de parte de Evo con el fin de poder reelegirse por un nuevo mandato presidencial, y de paso seguir usando la vieja estrategia del “pobrecito” ante el “matón” del barrio, tal como lo ha hecho durante los últimos 6 años.

Evo en una estudiada conferencia de prensa en la nueva y lujosa “casa del pueblo” en La Paz, desató toda su rabia contra la Corte –la misma que alabó y felicitó hasta el 1 de octubre- “No es posible que la Corte beneficie a los invasores, a las transnacionales. En el fondo es eso, siento que es una Corte para los pueblos y no para las transnacionales que invaden, toman territorio para saquear sus recursos naturales”, mascuyó el ahora cuestionado Presidente.

“Pensé eso que la Corte es para resolver temas de injusticia, quién sabe entendí mal, tal vez tenía un mal concepto de la Corte (…) Cómo es posible que la Corte Internacional no haga justicia y, además de eso repito nuevamente con tantas contradicciones (…) Siento que ha habido parcialización”, dijo Morales visiblemente molesto.

“Respetamos, pero no compartimos, la demanda se reafirma con más convicción porque estamos con la verdad, la justicia y tenemos la razón”, agregando que ahora reclamará a las Naciones Unidas por el fallo que no les favoreció, reclamo a la entidad que hasta el 1 de octubre el propio Evo decía que haría justicia para su país. Claro la CIJ hizo justicia y como tal rechazó los retorcidos argumentos esgrimidos para tratar de lograr el favor de los jueces del mundo.

Apoyo moral de la famélica Venezuela

Como era de esperar, el principal apoyo a Bolivia vino de la famélica Venezuela, así lo manifestó la Asamblea Nacional Constituyente del régimen de Nicolás Maduro que declaró este martes “hijo Ilustre de la revolución Bolivariana” a Evo Morales por la demanda (perdida) entablada contra Chile.

Además, señala la proclama chavista: “El segundo punto del pronunciamiento determina “elevar, desde esta Asamblea Nacional Constituyente, como testimonio de hermandad infinita nuestra voz con la moral nacional y latinoamericanista que nos asiste para exigir se cumpla el reclamo histórico de nuestro hermano Estado Plurinacional de Bolivia de tener una salida al mar”.

Lo que viene

La posición de Morales esta ya delineada y con ello poco y nada podrá hacer Chile en su relacionamiento con este país, dado que el diálogo no podrá ser posible ya que el régimen de Evo mantendrá la reclamación marítima con soberanía, cuestión que le negó jurídicamente La Haya, pero que al parecer no ha comprendido el gobierno boliviano.

Así las cosas, Chile tendrá que esperar el próximo gobierno de Bolivia para intentar dialogar y explorar la posibilidad de restablecer las relaciones diplomáticas para iniciar así un diálogo oficial y serio.

También habrá que esperar lo que pase con el fallo por el Silala, que es otro foco de conflicto con el vecino país.

Por ahora, hay que observar los pasos que dará Bolivia, si materializará sus amenazas de recurrir a otras instancias para su ya odiosa reclamación como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o bien la Corte Interestelar de las Galaxias, porque de lo contario debería recurrir al mismísimo Dios.

En tanto Chile, tendrá que seguir esperando toda clase de insultos, tergiversaciones de la historia y berrinches de parte de un Evo que ha quedado herido en lo más profundo de su orgullo y ego. Hasta el lunes Evo pensaba que sería una especie de divinidad para su pueblo, pero es un simple mortal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí