Desde la derrota parlamentaria en primera vuelta presidencial y en medio de la candidatura de Alejandro Guillier la pregunta era una: ¿y ahora cómo nos llamamos? Esto luego de la separación de la Democracia Cristiana y en búsqueda de un realce en el marco del fallido del senador independiente por llegar a La Moneda.

Ahora sin la Democracia Cristiana y tampoco el Partido Comunista, los tres integrantes de la Internacional Socialista (Partido por la Democracia, Partido Socialista y Partido Radical) forman su propio conglomerado y se denominan “Convergencia progresista”, nombre que casi coincide con el de “Convergencia Democrática”, nombre de la lista parlamentaria de la Democracia Cristiana.

El presidente del Partido por la Democracia, Heraldo Muñoz enfatizó que “Eso significa que vamos a estar haciendo un análisis de cuáles son las posibilidades de la oposición en general y de estos tres partidos de la Convergencia Progresista en particular. Eso no significa que vamos a limitar nuestro esfuerzo electoral a estos tres partidos. Hablaremos con otros”.

Con la premisa de ser un espacio de coordinación, el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, dijo que es un espacio abierto tanto para sectores más al centro y más hacia la izquierda. “Aquí no hay prejuicios, que es hacia acá o hacia allá. Todo lo que hoy día está en la oposición puede ser parte de una Convergencia Progresista con miras a la elección 2020-2021”, dijo el timonel del PR.

Este grupo continuará con la idea de reunirse cada quince días, vale decir el próximo 22 de octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí