Quien explica se complica: JVR vuelve a referirse sobre su reunión con Bolsonaro

0
235

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, salió a explicar su reciente reunión con el candidato de la extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, reafirmando el conocido refrán que dice “quien explica se complica”.

La timonel del gremialismo dijo que la reunión con el abanderado brasileño fue a título personal y no a nombre del partido, por lo que no era necesario informarlo a la mesa directiva, medida que originó un quiebre en la interna de la colectividad con los partidarios de su contrincante Javier Macaya a las elecciones del próximo 2 de diciembre.

En cuanto a las críticas que generó su encuentro, la senadora señaló que “efectivamente esperábamos críticas de la izquierda, porque más allá de que uno pueda estar en desacuerdos con afirmaciones que él ha dicho en distintos momentos, le va a ganar a la izquierda, a un gobierno de izquierda que terminó con un presidente preso y con el otro destituido”.

Sin embargo, aseguró sorprenderle las críticas internas, porque “hay que mirar el bien del país, no es lo mismo una visita antes de la elección que después de que un candidato es electo y por lo tanto creíamos que si había una voluntad política de avanzar a paso firme en el TLC, consideramos que no era prudente desestimar la invitación”.

Al respecto aseguró compartir la posición del senador Juan Antonio Coloma en cuanto a que si Bolsonaro fuera chileno no militaría en la UDI, debido a que “los dichos que ha planteado no son compartido por la mayoría de la UDI”.

Sobre compartir los comentarios homofóbicos, misóginos y racistas de Bolsonaro, Van Rysselbergue aseguró que “como se le ocurre que vamos a compartir esas declaraciones. La verdad es que lo hemos dicho en todos los tonos que no estamos con esas declaraciones, pero uno puede tener con un presidente coincidencias en materias económicas y diferencias en otras áreas”.

Sin embargo, al ser consultada si le transmitió a Bolsonaro que la coincidencia que tenían era por el tema económico y no con el hecho que mire en menos a las mujeres, su explicación rayó un poco en lo absurdo.

Hay un tema práctico, Bolsonaro es una persona que no habla castellano, habla portugués y yo hablo español y no hablo portugués, por lo tanto la conversación no fue todo lo fluida que uno podía esperar porque quien actuaba de interprete era el primer ministro que hablaba algo más de castellano”, mencionó.

Sin embargo, aseguró que el propio Bolsonaro les explicó que algunos de sus polémicos dichos fueron sacados de contexto y “como nuestro objetivo era otro tampoco quisimos ahondar más en el tema porque claramente no las compartimos”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí