El Museo Nacional de Bellas Artes lamenta nuevamente el daño causado a la emblemática escultura Unidos en la gloria y en la muerte (ca. 1930), de la escultora Rebeca Matte, esta vez producto del rayado de la pieza en metal ocurrido durante la madrugada del domingo 21 de octubre.

“Esto nos habla del estado de vulnerabilidad en el que está el arte público, que se coloca en los espacios para que la gente lo disfrute. Esto es vandalizar, no es arte, es destrucción de obras que pertenecen a todos los chilenos. Se va a hacer una querella, pero la solución final no es esa; pasa por la educación patrimonial para evitar estas conductas”, declaró la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, quien visitó el museo para informarse directamente de los hechos.

De acuerdo a las imágenes de las cámaras ubicadas en el exterior del museo, el hecho fue provocado por una persona alrededor de las 2:48 de la mañana, quien también vandalizó mobiliario municipal.

A primera hora del día el restaurador Luis Montes aplicó los protocolos correspondientes para limpiar la escultura. La obra fue limpiada con solventes, para luego sellarla con cera microcristalina. Montes es el mismo restaurador a cargo de los trabajos para arreglar la escultura que fue dañada durante la deshabilitación de la Fórmula E, el sábado 3 de febrero de este año.

El sábado 20 de octubre se había concretado la ceremonia de entrega oficial de la escultura, con la participación de la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y de miembros de las juntas de vecinos del Parque Forestal y del barrio Lastarria, así como artistas y familiares de Rebeca Matte.

Fuente: Museo Nacional de Bellas Artes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí