Los gendarmes iniciaron a medianoche de este lunes un paro nacional ante el descontento por la respuesta entregada por el Ministerio de Justicia a las peticiones de los trabajadores, advirtiendo que en la jornada no se permitirá el ingreso y salida de ningún interno.

La movilización reúne a unos 20 mil funcionarios que paralizaron sus actividades, en una actividad que tiene carácter de indefinido.

Dos de los puntos más importantes de la negociación y que piden a la autoridad solucionarlos son el bono de retiro y de distribución.

En ese sentido, el presidente de la Asociación de Gendarmes de Chile, Pablo Jaque, dijo a radio Cooperativa lamentar llegar a esta instancia, pero solicitaron a las autoridades de justicia que “entiendan que a pesar de la falta de déficit de funcionarios hemos sido súper colaboradores con el tema judicial, porque es parte de nuestra función, pero queremos que empaticen con la función de los gendarmes”.

Los funcionarios estamos agotados de las promesas del gobierno que no han sido capaz de cumplir (…) a veces un gendarme cubre 30 audiencias en el día, esto ya no puede continuar así”, aseguró.

Además, consideró insuficiente la propuesta dada por el Ministerio de Justicia, añadiendo que “la responsabilidad en este momento de bajar la tensión de esta crisis no es del frente de trabajadores penitenciarios sino que del mismo gobierno que hizo un compromiso con todos los gendarmes y no ha sido capaz de cumplir”.

En ese sentido, un grupo de dirigentes y funcionarios se encuentra realizando una manifestación a un costado del Centro de Justicia de avenida Pedro Montt, lugar donde también se encuentran algunos recintos penitenciarios.

Uno de los voceros del movimiento, Marcos Aburto, señaló que “a partir de las 00:30 horas de hoy todas las unidades penales y especiales del país están en paralización, los 20 mil trabajadores uniformados y no uniformados adhirieron a esta movilización”.

El dirigente también señaló que las visitas a los centros de reclusión se retrasarán, mientras que los centros de operaciones no habrá movimiento, generando una inactividad en el Centro de Justicia.

En esa línea advirtió que “vamos a ir tomando acciones radicales hasta cuando no tengamos una respuesta clara del gobierno”.

También hay que consignar que de las 11 demandas planteadas por los funcionarios penitenciarios, solamente algunas fueron acogidas por el gobierno y las restantes rechazadas, argumentando que sobrepasaba el presupuesto asignado a la institución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí