Desde que se conoció la decisión de interpelar al ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, en La Moneda cambiaron las cartas y las voces, además de las versiones sobre el rol que jugó Carabineros en la muerte del joven comunero Camilo Catrillanca.

Con las encuestas en contra y a medida que se acercaba el 11 de diciembre, desde Palacio comenzó, cual reina de corazones, la decapitación de altos cargos en las fuerzas de orden, siendo el último de estos Cristián Franzani (y mañana se confirmaría también la salida de su reemplazante).

Todo preparando una jugada un poco más extrema por parte de La Moneda: la reubicación del Gope (que según señalan en Palacio no es el Comando Jungla) en la denominada zona de conflicto, golpeando la base de la interpelación que dirige la parlamentaria PS mapuche-huilliche, Emilia Nuyado.

Fuentes en dicho colectivo aseguran que no esperaban esta decisión de Palacio y que se están haciendo algunas correcciones al plan original, sin embargo, buscarán plantear un foco distinto (sin escapar del motivo por el que solicitaron la instancia) que no afecte la legalidad del procedimiento.

El jefe de bancada del Partido Socialista, Manuel Monsalve, dijo a Infogate que “Si es que finalmente se toma la decisión de desmilitarizar La Araucanía y la provincia de Arauco me parece que es una decisión que va en lo correcto”, agregando que en la interpelación se deberá velar por dos focos, el primero el que aborda las responsabilidades administrativas, policiales y políticas y, el segundo, “que la diputada Nuyado, por su condición de mapuche, sin duda, va a hacer presente cuáles son las reivindicaciones del pueblo mapuche, que no es inversión, policía, militarización ni Fuerzas Especiales”, recalcó.

Sin embargo, fuentes al interior del mismo colectivo auguran problemas en la instancia, no solamente porque el ministro Chadwick es considerado un ‘animal político’, sino también porque a pesar que auguran y gritan a los cuatro vientos las capacidades dialécticas de la diputada Nuyado, siempre está la sombra que es una diputada nueva y que no tiene el recorrido político necesario para este tipo de instancias.

Desde la oposición aluden a errores a la hora de presentar la petición para interpelar al secretario de Estado, porque no consideraron esto como un factor y simplemente aludieron al simbolismo, donde la diputada y comunera encarara al secretario de Estado por la muerte de uno de sus pares. Esto, argumentan, sin considerar que La Moneda estaría dispuesta a sacar al “comando jungla” para facilitar las cosas al segundo a cargo de la gestión del Presidente, Sebastián Piñera.

Sobre el muñequeo político, el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, espera que en la interpelación “la diputada Nuyado escuche a su propio corazón y no escuche las voces de algunos diputados, de su propio partido, que pretenden usar esta interpelación sólo como una herramienta para dañar al Gobierno. Aquí el hecho que se va a discutir es un hecho gravísimo que causó alarma pública a todos los chilenos y, por lo tanto, quiero oír un debate serio y de altura. Confío que la diputada Nuyado va a estar a esa altura”.

Factor Hermes Soto

El director General de Carabineros ha jugado un rol clave en la jugada de La Moneda para mermar los argumentos de la oposición. Esto ha sido tangible en una serie de reuniones –incluyendo una ayer– que ha sostenido la máxima autoridad de Carabineros en La Moneda.

En el último encuentro, En el último encuentro, tanto el ministro Chadwick como el subsecretario de la cartera, Rodrigo Ubilla, participaron de la instancia, donde se buscaba profundizar en un trabajo colaborativo para transparentar el funcionamiento de la institución y recuperar el apoyo ciudadano, ese mismo que por ahora es esquivo para el Ejecutivo y Carabineros.

Hermes, que –aún– cuenta con la confianza plena por parte del Gobierno juega con una ventaja, el ‘chipe libre’ para hacer y deshacer a su antojo la plana mayor de la institución. Esto, según confirman fuentes de Palacio, para lograr esclarecer a la brevedad el denominado caso Catrillanca y poder solventar un episodio complicado para el Gobierno y la institución que dirige.

La presidenta de la UDI, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, recalca que es ‘absolutamente’ necesario seguir con el respaldo a Hermes Soto, “él ha tomado medidas que han sido duras para la institución, pero que han sido acertadas para poder ir despejando estas malas prácticas que se venían dando en Carabineros hace mucho tiempo. Hay que recordar que el 2009 ya había pasado la muerte de un comunero mapuche, en donde posteriormente se logró establecer que no había sido tal como fue la versión inicial de Carabineros y no se hizo nada en ese minuto”, dijo la parlamentaria.

“Creo que el general Soto sí ha tomado las medidas para poder ir limpiando de la institución una serie de vicios que estaban más arraigados de lo que uno hubiera pensado”, agregó la gremialista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí