Con el rostro en alto y expresando su amor por la institución, el general director de Carabineros, Hermes Soto, abordó la decisión del Presidente, Sebastián Piñera, de pedir su renuncia por vías institucionales esta jornada.

Según señaló la –aún– máxima autoridad de Carabineros, enfatizó que “yo decidí, cuando me lo plantearon de parte del Gobierno de Chile de renunciar de forma voluntaria, no hacerlo. En mis 38 años de servicio en la institución, el cariño, amor, afecto que tengo por Carabineros de Chile, el respeto por los 60 mil subordinados, por todo el trabajo que hemos desarrollado en el país, por todo el crecimiento de la institución y todo el esfuerzo que han hecho los Carabineros en mi mando, no renunciar porque estamos haciendo un trabajo importante. Habíamos logrado grandes metas, habíamos planteado grandes desafíos que los estábamos desarrollando con mucha fuerza”.

Sin embargo, hizo hincapié en que “me atengo al proceso iniciado por su excelencia, el Presidente Sebastián Piñera, y ese resultado será el que definitivamente dictamine él con su presentación ante el Congreso Nacional y la Contraloría de la República”.

En tanto, sobre el mismo caso Catrillanca, Soto enfatizó que por parte de la institución ha habido un proceso de forma veraz e inmediata, separando a todos los carabineros que mintieron en la materia, incluyendo las sanciones administrativas de rigor.

Sobre la actitud del Presidente Piñera al pedirle la renuncia, Soto agregó que “no voy a calificar la determinación del Presidente de la República. Él determinó que yo debía dejar de asumir este cargo y es una facultad del Presidente de acuerdo a la Constitución Política”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí