La negativa a aceptar la renunciar por parte del general director de Carabineros, Hermes Soto, se ha tornado en un problema inesperado y al borde del descontrol para el Gobierno, que ha ratificado la salida del general vía decreto presidencial que deberá ser revisado y aprobado por el Congreso Nacional, escalando aún más el problema por lo que este viernes al mediodía el Congreso deberá pronunciarse sobre si valida o rechaza el dictamen del Presidente Piñera.

Así el Senado y la Cámara de Diputados están convocadas en sesiones especiales para analizar el decreto supremo que después de este trámite legislativo será enviado a la Contraloría General de la República para su toma de razón y aplicarlo al ahora amotinado general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí