Nuevos videos que fueron realizados desde un helicóptero que participó en el operativo que costó la vida al comunero mapuche Camilo Catrillanca, muestran las versiones falsas de los tripulantes de la aeronave policial, ya que en un principio identificaron a los ocupantes del tractor como los asaltantes de las profesoras y luego señalan que no era posible distinguir desde la altura que sobrevolaban.

Así lo da cuenta una información aparecida en Ciper, en la que se narra las contradicciones de las declaraciones de los policías que participaron en el operativo.

La Fiscalía que investiga el hecho ha recibido un centenar de grabaciones entre las que se incluyen seis que fueron captadas por una cámara GoPro que llevaba uno de los tripulantes del helicóptero.

De acuerdo a los antecedentes entregados, uno de los registros que fue grabado a mil metros de altura, el sargento del GOPE Héctor Vásquez logra identificar a los ocupantes del tractor, Catrillanca y el menor M.P.C., como los autores del robo de tres automóviles de profesoras de la Escuela Rural de Santa Rosa de la comunidad Ancapi Ñancucheo.

Sin embargo, lo curioso de las grabaciones es que no fueron hechas por cámara con mayor precisión de las imágenes, puesto que los dos helicópteros que posee la Brigada Aéro Policial de Carabineros en La Araucanía no cuentan con cámaras instaladas en sus fuselajes.

Así, la información entregada por los tripulantes fue clave para la guía de los 20 carros policiales que ingresaron a Temucuicui como también para confeccionar el segundo parte policial del hecho, en donde se involucró a Catrillanca en el robo de los vehículos.

Dicho documento señalaba que “se divisaron tres vehículos con características similares a los sustraídos a los docentes en el establecimiento educacional ya individualizado, por lo cual orientó el ingreso de los medios mecanizados blindados por el sector de El Pozón, específicamente por la Ruta R-50, los que durante su ingreso al sector se encontraron con distintos cortes de caminos consistentes en árboles obstaculizando el normal desplazamiento de los móviles“.

En ese sentido, indicaban que “Individuos parapetados en la vegetación existente en el lugar, premunidos con armas de fuego cortas y largas efectuando disparos de diversos calibres hacia el personal policial, indicando el piloto al mando del H-02 desde el aire, que dos de los conductores de los vehículos sustraídos abordaron un tractor de color azul el que se desplazaba hacia donde se encontraba el personal policial, entregando las características físicas y de vestimentas de los antisociales”.

Las primeras declaraciones hechas por Héctor Vásquez a la Fiscalia precisaba que “recuerdo que a través del radio indiqué en el tractor iban dos ‘37’, es decir, sospechosos con vestimentas oscuras además del conductor del tractor”.

Y agregó que “luego de que estos sujetos suben, el tractor avanza como 50 metros y ahí me da la impresión de que se equivoca de camino y se devuelven, avanza como 100 metros y se encuentra con los funcionarios de carabineros de infantería y con un carro que iba más allá. Ahí yo escucho por la radio que hay disparos, y que dicen que hay clave 25, lo que significa que a los funcionarios les estaban disparando, por lo que solicitan cooperación, luego veo a una persona en el suelo, que es uno de los que andaba con ropas oscuras, y escucho que dicen por la radio que hay un 44, es decir, un lesionado”.

En ese sentido, explicó que tenía mejor visibilidad que sus compañeros, por lo que divisó a tres sujetos que salieron de los vehículos robados y que se dirigieron hacia el bosque y que luego salieron a bordo del tractor.

Sin embargo, posteriormente cambió su versión señalando que “debo aclarar que nunca tuve una visión fija y permanente de lo que ocurría con el tractor, pues el helicóptero realizaba giros y la visión se pierde por momentos. Además, existen lugares con vegetación que impiden la visión. Desde el aire no me es posible reconocer a ninguna persona, solo pude distinguir si son personas o son animales”.

Observé un tractor a lo que inicialmente no le di importancia, pero cuando se dirigió hacia el camino donde se encontraron los autos lo observé con mayor atención y me di cuenta que era conducido por una sola persona. No aprecié que en ese momento fueran dos personas sobre el tractor. Luego cuando abordaron dos personas el tractor, pude distinguir a tres personas”, añadió.

También sostuvo que “la clave 25 significa ‘disparos’. No implica que sea el personal de Carabineros quien efectúa los disparos o que sean disparos en contra de Carabineros. El día del procedimiento escuché 25, y yo supuse que se estaba disparando en contra de Carabineros y por eso manifesté así en mi primera declaración. No puedo afirmar que a los Carabineros de tierra les hayan disparado. Al día siguiente me enteré de que había sido el sargento Alarcón quién había señalado clave 25 y 44“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí