Nuevamente bajan las bencinas y el diésel, con excepción del kerosene que aumenta 14,1 pesos por litro.

Así, los combustibles de 93 y 97 octanos caen 5,8 pesos por litro, mientras que el diésel lo hace también en la misma cifra.

A su vez, el gas licuado sube en 4,0 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí