Este domingo 3 de febrero el retail y supermercados NO PODRÁN entregar BOLSAS PLÁSTICAS a sus clientes, al entrar en vigencia la Ley 21.100, más conocida como #ChaoBolsasPlasticas, y que busca combatir el uso indiscriminado de plásticos. Sin embargo, la incertidumbre no se da solamente en los clientes, ya que los empaquetadores también están preocupados por una posible reducción de personal de parte del comercio.

La idea del Ministerio de Medio Ambiente con esta normativa, la cual ya entró en vigencia el pasado 3 de agosto, durante la administración Bachelet, es generar conciencia, cambiar hábitos y reducir residuos, que contaminan gravemente el medio ambiente y el mar en particular.

Pero esta buena medida y una de las más exigentes en el mundo, abre un problema social y que radica en el temor que sienten los empaquetadores de los grandes supermercados, que en su mayoría son estudiantes. Algunos de ellos hablaron con Infogate.cl para expresar la inseguridad que están viviendo, ya que los clientes tendrán que llevar sus propias bolsas para empaquetar sus productos. Hay que dejar en claro que los entrevistados no entregaron sus nombres por temor a posibles represalias.

La principal incertidumbre que viven es la posibilidad que las empresas para las que trabajan, como Fedesur Empaques, puedan reducir personal, con lo cual se acentuaría la cesantía juvenil.

“Tenemos miedo de quedar sin pega, ya que acá, por ejemplo, mucha gente llega con sus bolsas y empaquetan ellos mismos las cosas que compran”, señala una estudiante universitaria del supermercado Santa Isabel. Otro estudiante sostiene que “muchos trabajamos para tener algo extra para nuestros estudios o salir los sábados, incluso muchos ayudan a sus familias con algo de plata”.

Los cambios ya se sienten en los bolsillos de los empaquetadores: “Las propinas bajaron y se nota, ya que antes en un turno normal se ganaba entre 13 y 17 mil pesos, pero ahora se hace un poco más de 7 mil. Mucha gente guarda sus cosas sin nuestra ayuda”, agrega otra empaquetadora.

En el Jumbo, los empaquetadores también tienen temor a “quedar sin pega”, a pesar que en la empresa les han dicho que no habrá reducción en el número de muchachos que colaboran al lado de las cajas colocando productos en las bolsas. Pero la inquietud no se apaga entre ellos porque han visto partir a varios compañeros de trabajo: “estoy trabajando sólo ahora y antes éramos cuatro. Creo que en algún momento ya no van a necesitar más nuestros servicios”.

Las bolsas plásticas viven su última semana de utilidad, ya que el gran comercio en todo el país las dejará de entregarlas el próximo domingo 3 de febrero. Y los actuales empaquetadores, si bien reconocieron a Infogate.cl que terminar con los plásticos es una buena medida, ellos esperan que su actividad no muera junto con las bolsas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí