este miércoles 13 de marzo, la sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que aumenta las sanciones por conducir usando teléfonos celulares u otros dispositivos electrónicos. La propuesta, enviada a segundo trámite al Senado, también incluye dentro de esta falta manejar vehículos con cualquier otro medio electrónico, aplicación o sistema de comunicación o de entretenimiento móvil.

Según la fundamentación del proyecto, “en prácticamente el doble ha crecido la incidencia de accidentes automovilísticos en los últimos siete años producto de no estar atento a las condiciones del tránsito. En este marco, una de las causantes cada vez más recurrentes es la manipulación del celular o de otros artefactos electrónicos, acto que, pese a estar sancionado, no ha sido suficiente para desincentivar la conducta”, sostiene el documento parlamentario, que fue aprobado en general y en particular, por 122 votos a favor y dos abstenciones.

La iniciativa, enviada a segundo trámite al Senado, modifica la Ley de Tránsito trasladando la infracción desde el marco de faltas graves a gravísimas, lo que implica que los infractores verán subir el monto de la multa aplicable en estos casos de 1,5 a 3 UTM, además de la suspensión de la licencia de conducir.

Asimismo, la descripción de la falta fue redefinida estableciéndose que se sancionará el hecho de conducir vehículos haciendo uso o manipulando dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio electrónico, aplicación o sistema de comunicación o de entretenimiento móvil, salvo aquellos dispositivos de manos libres y de georreferenciación, fijos o de manos libres, cuyo uso no distraiga la conducción, conforme las características que determine el reglamento.

Durante el debate, los legisladores resaltaron la importancia de avanzar en la materia y de disminuir por esta vía la incidencia de accidentes.

Entre los datos aportado se señaló que el 83,3% de los conductores chilenos escribe o responde mails cuando conduce; el 68% reconoce que responde o hace llamadas por teléfono celular; el 77% revisa twitter; el 61,8% revisa WhatsApp; y el 55% consulta internet.

Según información entregada por la Corporación Nacional de Seguridad de Tránsito (dependiente del Ministerio de Transportes), conforme a estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), manipular un teléfono inteligente es similar a conducir en estado de ebriedad, recreando conductas parecidas, como por ejemplo la pérdida de reflejos al volante. Asimismo, chatear al conducir es similar a manejar tras haber bebido cuatro cervezas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí