Hay que decirlo, los congresistas sorprenden constantemente con alocadas e inútiles ideas legislativas que nada aportan a las verdaderas necesidades de la Nación, y que postergan proyectos legislativos que sí son relevantes, tal como lo demuestra este proceso legislativo para cambiar el nombre histórico a Pascua, en que se gastan horas y horas de bizantinos debates para no llegar nada, por cierto también se lapidan recursos de los contribuyentes.

Este martes la Sala (diputados) rechazó el cambio efectuado por el Senado la expresión oficial a “Rapa Nui-Isla de Pascua”, mientras la Cámara postula dejar solo el nombre de Rapa Nui. Una discusión bizantina.,
que significa un proyecto de ley que reforma la Constitución Política del Estado con el fin de cambiar oficialmente la denominación de Isla de Pascua por la de Rapa Nui.

Ahora quienes tendrán que resolver este tema relevante para la República serán los miembros mixta integrada por los diputados Osvaldo Urrutia (UDI), Daniel Verdessi (DC), Andrés Celis (RN), Marcelo Díaz (PS) y Carolina Marzán (PPD).

La propuesta se inició con dos mociones cuyo fin era reconocer la nominación que da a la isla el propio pueblo originario de este territorio especial insular.

En ese contexto, el documento, previamente aprobado por la Cámara de Diputados, modifica el artículo de la Constitución Política de la República que establece la caracterización de la isla-conjuntamente con el Archipiélago Juan Fernández-como territorio especial. Por efecto del cambio, la expresión varía de “Isla de Pascua” a “Rapa Nui”.

Para el tratamiento de esta iniciativa, las Comisiones de Cultura y de Constitución tuvieron a la vista la opinión del Consejo de Ancianos de Rapa Nui que sostuvo que el proyecto promueve lo que ha sido históricamente una bandera de lucha para su pueblo, en cuanto al respeto y preservación de la cultura y costumbres Rapa Nui.

Datos históricos

La denominación actual de la isla se remonta a su descubrimiento por el navegante holandés Jakob Roggeveen, el día 5 de abril del año 1722, fecha correspondiente al día de Pascua de Resurrección.

Posteriormente, el territorio recibió otros nombres como San Carlos, por los españoles y Te- api (la nueva) o Waihú para los franceses. Sin embargo, “interrogados por los navegantes del pasado, los polinesios de otros grupos insulares la llamaban Rapa Nui: la Isla Grande.

El territorio fue incorporado a Chile el 9 de septiembre de 1888, conforme el Acuerdo de Voluntades celebrado entre el Policarpo Toro y el Ariki Atamu Tekena. Posteriormente, en 1933, el Estado inscribió las tierras de Isla de Pascua bajo su dominio, con el fin de proteger a sus propietarios originarios.

El Estado de Chile les reconoció la calidad de ciudadanos a los habitantes de la Isla en el año 1966, con la promulgación de la Ley 16.441, conocida como Ley Pascua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí