Crisis en Osorno se toma la agenda del Congreso

0
226

El prolongado corte de agua en Osorno no ha estado ajeno de debate, polémica, cuestionamientos y críticas, puesto que ahora se tomó la agenda del Congreso, ya que tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado el tema ha sido objeto de consenso para lograr una solución al tema que viven los habitantes de esa ciudad, especialmente apuntando a una modificación al Código de Aguas.

Así lo planteó el presidente de la Cámara Baja, Iván Flores (DC), quien señaló que el acceso al agua potable constituye un “imperativo ético”, llamado a su vez al Gobierno y al Senado a acelerar el despacho de la reforma al Código de Aguas y a definir prontamente en el Congreso ajustes a la normativa sobre servicios sanitarios para garantizar este derecho básico a los chilenos.

El parlamentario se refirió a la dramática situación que viven los habitantes de Osorno ante la persistencia de los cortes del suministro de agua potable pese a las promesas de la empresa sanitaria ESSAL de que normalizaría el servicio tras una semana de desabastecimiento, incluso ante la presencia del propio Presidente de la República.

Lo que ha estado ocurriendo en Osorno es inaceptable porque parte de lo incomprensible. No puede ser que una empresa que maneja un bien estratégico como el agua potable haya engañado al Presidente de la República diciéndole que habían hecho todas las pruebas y el sistema sigue fallando”, sostuvo el diputado Flores.

En ese marco instó al Senado y el Gobierno “a que se preocupen de resolver la reforma al Código de Aguas que la Cámara de Diputados aprobó el 2016” y urgió al Ejecutivo a hacerse cargo “de la reforma de los servicios sanitarios, no en comisiones técnicas, sino que las discusiones se hagan con el Parlamento, que es donde deben ser discutido temas de tanta trascendencia como la supervigilancia de los sistemas de concesiones de abastecimiento de agua potable del país”.

Respecto al desempeño que han tenido sanitarias privadas como ESSAL, el titular de la Cámara afirmó que “llama la atención la soltura con que concesiones estratégicas son manejadas por empresas que claramente no están a la altura de lo que la ciudadanía merece y corresponde”.

Aquí hay un imperativo ético, una obligación urgente que resolver, Osorno no puede seguir esperando y esto debe servir de lección para el resto del país. El Código de Aguas tiene que ponerse al día porque hace casi tres años que lo aprobó la Cámara y la modificación de la norma que rige los servicios sanitarios debe ser trabajado en el Parlamento, no en comisiones paralelas que no son prelegislativas”, enfatizó el parlamentario de la Región de Los Ríos.

En tanto, la senadora Ximena Rincón a nombre de la bancada de senadores DC pidió revisar en forma urgente la legislación sobre las responsabilidades de las empresas sanitarias y anunció la petición de una sesión especial para analizar la crisis por falta de medidas operativas para reponer el servicio básico.

Lo que está viviendo Osorno me parece de la mayor gravedad, porque tras seis días sin agua, que afectan a 48 mil hogares y más de 200 mil personas. La empresa Essal no responde. Mientras que desde el 14 de julio el alcalde de la comuna de Osorno, Jaime Bertín, ha pedido que se decrete estado de catástrofe, y la razón es muy simple, para poder gestionar de manera rápida y oportuna los recursos que se necesitaban para responder a la demanda de agua. Pero no se hizo” aclaró la parlamentaria.

Además, la legisladora lamentó la respuesta que se dio por parte del encargado del Comité Operativo de Emergencia (COE) Intendente de la Región de Los Lagos, en orden a que el decreto de estado de catástrofe no era necesario.

Hablé con el alcalde Bertín hace dos días atrás y la situación era dramática, y la forma en que el municipio ha tenido que salir a responder a la falta de respuesta de la empresa Essal y del suministro de agua potable es de verdad impresentable”, añadió la senadora.

De igual manera, indicó que “es necesario abordar el tema de fondo, más allá de la actividad que tuvo el Presidente de la República para reponer el agua a las 11 de la mañana y que a las 14 horas tuvo que ser cortada nuevamente”.

Hoy el tema es noticia porque se trata de una comuna grande como Osorno, una capital, y estas crisis se viven en otros lugares del territorio nacional y no es noticia”, enfatizó.

Asimismo, la senadora DC explicó que tienen el deber de revisar la legislación en esta materia y de analizar las responsabilidades de la empresa, sobre todo cuando no hay posibilidad de compensación a los clientes.

Necesitamos abordar el tema desde un punto de vista legislativo, pero también desde una mirada operativa, y nuestro comité va a pedir una sesión especial para poder escuchar a las autoridades desde el punto de vista del manejo de la crisis y además para ver cuáles pueden ser las soluciones legislativas, respecto de las responsabilidades de las empresas sanitarias y cómo nos hacemos cargo de la continuidad del servicio y las compensaciones”, concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí