Tardíamente el DC Pickering da la cara -en papel- por tragedia del agua en Osorno: “Vamos a pagar todas las compensaciones que correspondan”

0
220

El actual presidente de Essal y de Aguas Andinas, Guillermo Pickering, aparece este domingo haciendo un mea culpa por lo ocurrido en Osorno, tras 10 días de suspensión del agua potable por el vertimiento de más de mil litros de petróleo en los estanques, ofreciendo disculpas a los habitantes de la ciudad y asumiendo que la empresa pagará las indemnizaciones que correspondan por el daño causado.

En lo que es considerada como una tardía reacción de quien debió enfrentar la crisis desde un primer momento, este domingo sale el exsubsecretario de Eduardo Frei y militante DC en una entrevista en El Mercurio tratando de explicar lo inexplicable que tuvo a los osorninos por 10 días sin el vital elemento.

A pesar que solamente se le vio cuando el Presidente Sebastián Piñera fue a visitar las instalaciones de la empresa antes de anunciar, el pasado miércoles, que se repondría el servicio y que luego la situación continuo igual, Pickering en su intervención en el diario afirma que “he estado dedicado en cuerpo y alma durante esta semana y tanto que ha significado esta crisis, a tratar de coordinar esfuerzos para apoyar la gestión de Essal para reponer el servicio”.

En ese sentido, menciona que “por a afectación y las molestias que esta interrupción del suministro provocó en la vida de las personas de Osorno, quiero humildemente pedir disculpas a nombre de Essal. En términos prácticos, esas disculpas se van a traducir en una serie de cosas. La primera, que vamos a pagar las compensaciones que corresponda”.

Sobre el último punto, Pickering señala que habrá una modificación en cuanto a lo anunciado hace algunos días en cuanto a que no se cobrará la cuenta en dos meses como una forma de resarcir el daño causado, ya que cuando se dio a conocer la propuesta de la empresa habían pasado solamente seis días.

La superintendencia tiene que determinar los días de interrupción de suministro, pero van a ser más de dos meses que no vamos a cobrar, y junto con eso vamos a aceptar la mediación que planteó el Sernac, para prevenir demandas colectivas y buscar en esa instancia la solución más justa para las personas”, admitió el ejecutivo y exsubsecretario.

Y a renglón seguido sostiene que “sin la intención de rehuir responsabilidades, vamos a poner toda nuestra disposición y la mejor voluntad para encontrar la solución más justa para las personas naturales o jurídicas afectadas. Afortunadamente, la Ley del Sernac establece este mecanismo de mediación”.

En cuanto al monto de las compensaciones, Pickering precisa que el cálculo se hará en el proceso, puesto que las “personas afectadas tienen que acreditar sus perjuicios y la empresa dará sus planteamientos. En ese contexto se determinará la compensación más justa para los ciudadanos y para la empresa”.

Sobre el mea culpa, menciona que el primer error fue informar, “en un primer momento, que la planta se podría reponer en breve plazo. Posteriormente, a mediados de semana, generar la expectativa de una reposición del servicio que en realidad requería de mayor plazo”.

He dicho que asumimos completamente los errores cometidos y pedimos disculpas a la comunidad. Además, quiero destacar que en cualquier parte del mundo la restitución de una planta demora semanas o meses y tal como reconozco los errores e imprecisiones, también destaco el gigantesco esfuerzo desplegado por los trabajadores de Essal para trata de reponer el servicio lo más luego posible”, indicó.

Error humano

Pickering también reafirma que lo ocurrido en Osorno se produjo por un error humano, admitiendo que los manuales y protocolos de la empresa son necesarios de revisar y modificar para que no vuelvan a ocurrir hechos como éste.

Hubo un error humano, esa es la información que tengo hasta el minuto”, asiente y agrega que la información sobre la persona que se encontraba en ese momento en la plana fue entregada al Ministerio Público, descartando entregar más antecedentes sobre el operario.

Sin embargo, arguye que “esa persona tenía una tarea nocturna y es lo que puedo señalar porque el resto es parte de la investigación del Ministerio Público. Con la información que tengo, junto con señalar que ha habido un error humano, es un hecho evidente que no fue la infraestructura de la planta lo que generó el derrame de petróleo en su interior”.

Molestia de Piñera

Además, el ejecutivo de Essal admite que es comprensible la molestia del Presidente Sebastián Piñera y del Gobierno, afirmando que “no hubo mala intención respecto a la información que se entregó sobre la restitución del servicio, sino que hubo errores e imprecisiones, producto de la necesidad urgente que tenían las personas que entregaron esas informaciones de restablecer el servicio lo más rápido posible”.

Incluso señala que “nunca ha habido intención de mentirle al Presidente, ni a los ministros, un al intendente. Todo lo contrario”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí