Tras haber realizado el informe de análisis del agua en el sector urbano de Osorno, académicos de la Universidad de Los Lagos confirmaron la potabilidad del vital elemento, pero de todas formas recomendaron optar por el consumo de agua envasada hasta no tener los exámenes sobre la trazabilidad de hidrocarburos.

Académicos y científicos tomaron muestras 30 puntos distintos de la comuna, elegidas siguiendo una metodología que seleccionó viviendas ubicadas en manzanas censales que poseen mayor concentración de casas.

El análisis físico–químico de las muestras obtenidas arrojó que el agua cumple los parámetros de la norma nacional. El estudio microbiólogico mostró la presencia de coliformes totales en dos de las 30 muestras, ambas provenientes de un mismo sector de la ciudad.

Por tal motivo, los especialistas indicaron que luego de las mediciones realizadas se da cuenta que el agua en Osorno es apta para beber.

Hay que recordar que el análisis de las aguas se realiza por la crisis en Osorno, luego que se vertieran más de mil litros de petróleo en los estanques de distribución de la sanitaria Essal teniendo que suspender el servicio de suministro por 10 días.

En este sentido, los análisis de hidrocarburos se comunicarán el próximo 6 de agosto, ya que este procedimiento es más lento y debe hacerse en un laboratorio de la región del Bio-Bio.

Al respecto, el rector Óscar Garrido expresó que se está evaluando la compra de nuevo equipamiento de laboratorio para aumentar la complejidad y capacidad de respuesta ya existente en la región de Los Lagos.

Durante la presentación de los resultados estuvo presente Felipe Vergara, jefe provincial de la Seremi de Salud, quien aseguró que se están efectuando acciones coordinadas con sus pares de educación, para evaluar la calidad del agua en los establecimientos educacionales con miras al retorno a clases tras las vacaciones de invierno.

De esta forma la Universidad de Los Lagos, y como una medida exclusivamente preventiva, recomienda a la población usar agua envasada para beber y cocinar hasta que se conozca el último y más importante informe sobre la posible presencia de algún grado de combustibles.

La académica Lucía de la Fuente aseguró “si bien los parámetros físico-químicos y microbiológicos apuntan a una buena calidad del agua, por prudencia yo recomiendo a la población que para cocinar y beber, utilice agua envasada hasta conocer los resultados de hidrocarburos. En el intertanto, para otros usos como lavado de ropa, duchas y aseo, el agua de las cañerías puede ser utilizada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí