Cualquiera podría pensar que no tiene nada en común una silla con el sonido rockero de Lenny Kravitz. Sin embargo, esto no es tan cierto, porque este verdadero artista, no solo se limita a producir, componer, actuar y cantar, sino que desde hace algunos años ha incursionado de una forma muy exitosa en el mundo del diseño.

Es así como se unió al reconocido creador francés Philippe Starck para reinterpretar su famosa silla “Mademoiselle”, dando como resultado una exclusiva colección llamada “Kartell goes rock”. De la colección de seis sillas, tres son diseñadas por el cantante, a las cuales le otorga un sello más rockero, tapizadas con una combinación de telas de distintas texturas y colores.

Las “Mademoiselle Kravitz” son, tal como el mismo artista lo ha afirmado, un encuentro entre la alta costura y el rock & roll, pues las tres versiones reflejan a la perfección el espíritu de la superestrella norteamericana y combinan la elegancia de la alta costura de la butaca con el estilo rock y salvaje de los tejidos elegidos.

Solo los fanáticos de la moda y el diseño eran quienes podían apreciar y utilizar este tipo de obras de arte. Sin embargo, en un par de meses todas las personas van a poder no solo ver sino también utilizar esta pieza estética, ya que dos de las “Mademoiselle Kravitz” estarán disponibles dentro de Hotel NODO en lo que promete ser un verdadero museo vivo de íconos mundiales del diseño de interiores. Este último será el primer hotel de Chile que contará con las piezas del artista.

Ambas versiones reflejan el espíritu de la superestrella norteamericana, pues están forradas con tapicería que simula la piel de pitón, cuero y otros materiales similares que el propio Kravitz utiliza en su vestuario día a día. Mademoiselle Kravitz python combina ecopiel de color gris por delante, con un tejido impreso de pitón en negro y gris por detrás. Por su parte, Mademoiselle Kravitz fur tiene en la parte de atrás ecopiel entrelazada de color negro y la parte frontal de ecopiel, también de color negro.

Pablo Redondo, arquitecto del proyecto y la mente detrás del arte del interiorismo de Hotel NODO comenta “Se nos encargó crear una experiencia distinta a lo que siempre ha sido el interiorismo de la hotelería chilena. En ningún otro hotel, las personas tienen acceso a este tipo de piezas de diseño mundial, mucho menos a utilizarlas. Aquí creamos un nuevo concepto, el concepto urbano (arte, diseño y cultura). La expedición del territorio (paisaje y exploración) la llevamos a la ciudad y democratizamos el diseño de excelencia. Dando como resultado que el diseño estará al alcance de todos a través de una experiencia de alta cultura mezclada con la aventura de la expedición”.

En un par de meses, Santiago será testigo de cómo estos textiles exóticos y materiales tejidos de las sillas de Lenny Kravitz, se unen para crear una experiencia visual y táctil con los diseños que reflejan el carácter y el espíritu del artista, además de un estilo de vida que muchos siguen actualmente. Entre otras cosas, con la llegada de Hotel NODO y su apuesta N Diseño se confirmará una vez más la importancia que tiene el arte en todos los ámbitos de la vida actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí