Mientras efectuaba tareas de patrullaje y vigilancia, el Patrullero Oceánico “Cabo Odger” detectó 2 embarcaciones pesqueras peruanas, una a un costado de la otra, que se encontraban a 114 millas al oeste de Pisagua (equivalentes a 211 kilómetros aproximadamente), las cuales fueron fiscalizadas por la dotación de la Unidad de la Armada.

Las embarcaciones pesqueras de nombre “Maribella” y “Massiel I” fueron abordadas por personal naval, momento en que se constató que cada una almacenaba en sus bodegas 5 toneladas de tiburón azul, recurso cuyo origen no pudo ser acreditado por ninguno de sus tripulantes.

Durante la fiscalización, a la embarcación “Massiel I”, personal naval comprobó que sólo el patrón del pesquero contaba con documentos de identificación, sin embargo, éste no estaba certificado para navegar a más de 15 millas del borde costero de Perú, constituyendo un riesgo para la seguridad de la navegación.

Cabe señalar que los otros tres tripulantes de dicha embarcación no contaban con sus documentos de identificación, lo que constituye también una infracción a la legislación nacional vigente.

Por su parte, cuando los cuatro tripulantes de la embarcación “Maribella” portaban sus documentos de identificación, dos de ellos no figuraban en la declaración de zarpe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí