A las regiones de Valparaíso, Coquimbo y O’Higgins se suma ahora la Metropolitana ante la crisis hídrica que afecta al país, por lo que el Gobierno decidió decretar zona de emergencia agrícola a 17 comunas de la capital.

El anuncio lo hizo el ministro de Agricultura, Antonio Walker, junto a la intendenta Karla Rubilar, quien explicó que existen 17 comunas rurales de la región que “lo están pasando mal y vamos a disponer, gracias a los recursos de emergencia, de 733 millones de pesos para enfrentar la crisis”.

De esta forma, Walker señaló que el dinero de emergencia irá destinado a la compra de forraje y remedios para los animales, pero también “para atender la bebida para el consumo humano y de los propios animales”.

Vamos a usar recursos para profundizar norias, para adquirir bombas, estanques y mangueras, con el objetivo de atender los requerimientos de sectores rurales muy pobres de agricultura familiar campesina que lo está pasando muy mal con su ganado”, sostuvo el titular del Minagri.

Además, Walker pidió a la ciudadanía a estar atentos y prepararse para el verano, porque si la situación de sequía es grave en invierno, para la temporada estival puede que empeore.

Esto recién está comenzando, estamos recién terminando el invierno, nos queda todavía la primavera y el verano. Este es uno de los años más secos que hemos tenido en los últimos 60 años”, argumentó el secretario de Estado.

Por su parte, la autoridad regional señaló que “esto ya no es solamente una emergencia puntual. Esta escasez hídrica llegó para quedarse, el cambio climático es una realidad y afecta a los más vulnerables”.

El dinero destinado a esta emergencia será aportado por la intendencia (600 millones de pesos) y por el Indap (133 millones), lo que cubrirá la ayuda a 1.300 pequeños agricultores de la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí