Este jueves la Reina del Pop, Madonna se sumó al listado de celebridades que protestan por el imparable incendio que arrasa la Amazonía: “Presidente Bolsonaro, cambie sus políticas y ayude no solo a su país sino a todo el mundo”, escribió en una publicación de Instagram y Twitter.

“Los incendios están en su apogeo y el Amazonas continúa ardiendo … ¡Esto es devastador para Brasil, para los pueblos indígenas que viven allí y para las especies de plantas y animales que lo convierten en el bosque biológico más importante! El presidente Bolsonaro, por Cambie sus políticas y ayude no solo a su país sino a todo el mundo. Ningún desarrollo económico es más importante que proteger esta tierra. ¡Tenemos que despertar! ¡El futuro de la selva tropical afecta el futuro del mundo! “, escribió la cantante.

El actor Leonardo DiCaprio –el miércoles 21- escribió: “Es aterrador pensar que la Amazonía, la selva tropical más grande del planeta, responsable de producir el 20% del oxígeno del mundo, básicamente los pulmones del mundo, ha estado en llamas durante los últimos 16 días consecutivos, literalmente sin cobertura mediática. ¿Por qué? ”

Los atletas de diversos deportes también han aumentado el coro de críticas a la quema de la Amazonía. La estrella portuguesa Cristiano Ronaldo fue uno de los que utilizó las redes sociales para advertir sobre el peligro de la deforestación.

“¡AMAZONAS! ¡Nuestra herencia en llamas! ¡Basta de este maldito gobierno mentiroso que destruye todo lo que es importante! ¡Todo lo que es hermoso!”, Escribió Sophie Charlotte. “Mientras los hombres ejercen sus poderes podridos …”, publicó la actriz brasileña Ingrid Guimarães.

Esta imagen satelital del 15 de agosto de 2019 de Maxar Technologies muestra una vista de cerca de un incendio al suroeste de Porto Velho, Brasil. El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, una agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios forestales, dijo que el país ha visto un número récord de incendios forestales este año hasta el martes 20 de agosto. (Imagen de satélite © 2019 Maxar Technologies vía AP)

Investigación judicial

El Ministerio Público brasileño investiga si una menor fiscalización ambiental y el retiro de apoyo a organizaciones ambientales por parte del gobierno de Jair Bolsonaro favorecieron la propagación de incendios en vastas regiones de la Amazonía, que en estos días han generado gran preocupación entre autoridades y grupos civiles en todo el mundo.

La Fiscalía General de Brasil investiga una posible relación entre la reducción de la fiscalización ambiental y el crecimiento de la deforestación y de las áreas alcanzadas por el fuego, una “devastación de varias porciones de la floresta amazónica”, especificaba un comunicado emitido el jueves por este ente.

Los procuradores conducen sus investigaciones en el estado de Pará, en la región amazónica donde los incendios crecieron 198% en relación con el año anterior.

“El enfrentamiento de la deforestación y de los incendios no es facultad del poder público. ¡Es un deber!”, señaló el procurador federal Camões Boaventura en el comunicado ya referido.

Poco antes, Amnistía Internacional dijo que los errores del gobierno de Jair Bolsonaro son responsables del fuerte aumento de los incendios forestales en la Amazonía.

El Instituto Nacional para la Investigación Espacial, la agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios forestales, informó que este año ha habido una cantidad récord de incendios en Brasil: 74.155 hasta el martes. Eso equivale a un incremento de 84% en comparación con el mismo período del año pasado. Bolsonaro asumió la presidencia el 1 de enero.

Bolsonaro foco de la crítica mundial

El avance de las llamas en la Amazonía despertó cuestionamientos de líderes y representantes de todo el mundo.

Bolsonaro protagonizó el jueves un cruce con el presidente francés Emmanuel Macron. “Nuestra casa está en llamas. Literalmente. La selva amazónica, los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta, está en llamas. Es una crisis internacional. Miembros de la Cumbre del G7, ¡discutamos este primer pedido de emergencia en dos días!” escribió Macron en Twitter.

El presidente brasileño no demoró en recoger el guante y le respondió a través de la misma red social. “Lamento que Macron busque obtener ganancias políticas personales en una cuestión interna de Brasil y otros países amazónicos. El tono sensacionalista con el que se refiere no hace nada para resolver el problema”, dijo.

Tras aclarar que el gobierno se encuentra “abierto al diálogo, basado en datos objetivos y respeto mutuo”, el presidente brasileño aseguró que la propuesta de Macron de discutir los incendios en el G7 demuestra una “mentalidad colonialista equivocada”.

Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía, aseguró el jueves que el grupo ha documentado incendios intencionales e invasiones ilegales de tierras en la Amazonía en una región alcanzada por los focos de incendio.

“En vez de divulgar escandalosas mentiras o negar la escala de la deforestación en curso, instamos al presidente a tomar medidas inmediatas para detener los incendios”, dijo Naidoo.

El presidente brasileño ha insinuado que organizaciones no gubernamentales podrían estar causando los incendios.

Visiblemente molesto por las repercusiones negativas en el exterior tras haber deslizado la presunta culpabilidad de esas organizaciones, Bolsonaro atacó el jueves al periodismo, a quien acusó de estar dañando la imagen de Brasil, y volvió a insinuar, sin pruebas, que estas agrupaciones podrían estar provocando los incendios para desestabilizar a su gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí