Molestia causó en sectores de la DC el respaldo hecho por diputados de esa colectividad a la reforma tributaria que impulsa el Gobierno, especialmente en lo que se refiere a la integración. Uno de ellos fue el senador falangista, Francisco Huenchumilla, quien golpeó la mesa y acuso a la tienda de “cruzar la línea roja”.

Luego de la votación en la Cámara de Diputados, en donde el Gobierno obtuvo un espaldarazo con votos falangistas, Huechumilla expresó que “no sé si el concepto equivocación es la palabra adecuada. Yo creo que se cruzó la línea roja de lo que nosotros hemos sido y somos”.

En ese sentido, sus cuestionamientos apuntaron a la integración tributaria, puesto que a su juicio “significa lisa y llanamente que los grupos económicos más ricos del país no van a pagar impuestos por las rentas del capital y eso significa más de 850 millones de dólares de menor recaudación”.

Explicó que todos los sistemas tributarios tienen un punto en común que es que los sectores de mayores ingresos deben pagar más impuestos y el que tiene menos cancela menos y “aquí estamos en el peor de los mundos, porque estamos reintegrando un sistema que básicamente beneficia a los más ricos de Chile. Entonces me parece que hemos cruzado la línea roja de nuestros principios”.

Consultado si ahora en el Senado el proyecto tendrá otro destino, Huenchumilla precisó que esperaba que se produjera un debate respecto al sistema tributaria para el futuro, porque “es importante para la economía y el país no estar debatiendo sobre reformas tributarias permanentemente”.

Pensamos que podemos volver a foja cero y lograr un acuerdo con el Gobierno para que tengamos estabilidad respecto a este tema”, proyectó el senador DC en referencia a lo que espera que se haga en la Cámara Alta.

Sin embargo, fue claro en colocar sobre la mesa su posición, indicando que “si me dicen a mí que hay que llegar a un acuerdo en base a que los mas ricos no paguen impuestos, lógicamente que no vamos a tener un acuerdo”.

A su vez, el timonel del PPD, Heraldo Muñoz, también cuestionó la decisión de los diputados DC, indicando que la señal dada por la falange es “pésima”.

El voto de la DC a favor de la reintegración es una pésima señal, una señal a favor del retiro de utilidades y en contra de los impuestos directos al 1% más rico del país”, sostuvo.

Indicó que es “grave” en el sentido que “esto impactará en la posibilidad de entendimiento con la DC”, puesto que la determinación adoptada este jueves por los parlamentarios de esa tienda política “profundizará la desigualdad, pues el voto DC no ayudará la reinversión, sino al retiro de utilidades por parte de los accionistas más ricos del país. No podemos aspirar responsablemente a más derechos sociales con menos impuestos directos”.

Derecha celebra

En la otra vereda, todo es felicidad por la aprobación de la iniciativa del Gobierno y el diputado de Renovación Nacional e integrante de la comisión de Hacienda, Alejandro Santana, dijo que era una buena “mañana para el Congreso y para la economía”.

Creo que hoy día se ha dado una señal republicana en la idea en que Chile necesita modernizar su sistema tributario, que necesita generar los incentivos correspondientes y mayoritariamente los articulados fueron aprobados, salvo algunas excepciones”, precisó.

En cuanto a los cuestionamientos que hay en torno a la integración, Santana explicó que “hay algunos que creen que esto favorece a un porcentaje marginal de la población y nosotros creemos que favorece a la gran mayoría de los emprendedores y a la gran mayoría de los trabajadores”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí