Los apicultores han encontrado abejas muertas en 4 estados de Brasil: 400 millones en Rio Grande do Sul, 7 millones en Sao Paulo, 50 millones en Santa Catarina, y 45 millones en Mato Grosso do Sul.

Estos datos se recogieron entre diciembre de 2018 y febrero de 2019.

El videpresidente de la asociación de apicultura de Rio Grande, Aldo Machado, afirmó que en sus colmenas murieron decenas de miles de abejas en 48 horas, tras ponerse enfermas. “En cuanto las abejas sanas comenzaron a limpiar los cadáveres de las que murieron, se contaminaron y empezaron a morir en masa.”

Los investigadores culpan de esta situación devastadora al alto incremento del uso de pesticidas. Desde Enero se han aprobado en Brasil casi 300 nuevos pesticidas para usar en los cultivos.

Los investigadores han encontrado rastros de pesticidas como fipronil en algunas de las abejas muertas. Es un insecticida usado comunmente por veterinarios para librarse de garrapatas y pulgas.

La agencia de protección medioambiental de EEUU clasifica el fipronil como un posible causante de cáncer en humanos.

Esto significa que los pesticidas no son dañinos solo para las abejas, sino que también es preocupante el efecto en humanos.

“La muerte de todas estas abejas es una señal de que estamos siendo envenenados.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí