Fiscal de Río Negro descarta “acto terrorista” en contaminación de agua potable con combustible, como lo dijo el intendente de Los Lagos

0
268

Siguen los problemas del agua potable en el sur del país, mientras sigue vivo el mal recuerdo del prolongado corte de agua potable que afectó a Osorno producto de un “error humano” de de la cuestionada sanitaria ESSAL (de Aguas Andinas).

Ahora, y se suma la interrupción del suministro en la comuna de Puerto Octay desde el miércoles 11 de septiembre,  debido a que el agua se contaminó con combustible, el intendente de Los Lagos, Harry Jürgensen, deslizó la posibilidad que en este último caso de trate de un “acto terrorista”. Sin embargo, la fiscal de Río Negro, Leyla Chahín, descartó de plano la tesis de la autoridad regional.

Esa conclusión la saca él. NO aparece algo semejante en mi investigación”, explicó la persecutora a las palabras de Jürgensen, quien pusiera sobre la mesa dicha posibilidad para justificar la contaminación con hidrocarburos en Puerto Octay.

Yo por lo menos lo asocio eso a un acto terrorista, porque realmente si existe alguna persona que ha pensado traer combustible, hidrocarburo y ponerlo en la sentina del agua potable, para una villa como lo es Puerto Octay, está pensando realmente en causar un tremendo daño a la comunidad”, dijo la autoridad regional al Austral de Osorno.

Ante estos comentarios, la fiscal Chahín dijo a radio Cooperativa que “he recibido noticias en que algunas autoridades han estado señalando de que esto podría tratarse de un acto terrorista, aprovecho la oportunidad de señalar que mi investigación no va en ese sentido“.

Lo que más me llamó la atención fueron las condiciones en que esto funcionaba, es decir: es una planta con estanques emplazados en un terreno privado, sin ningún tipo de vigilancia, sin siquiera un cierre perimetral, sin cámaras, sin personal, sin nada más que una garita con un candado que protegía un tambor de cloro“, precisó.

A respecto, la persecutora explicó que “fue realmente impactante para nosotros ver las condiciones en que, teóricamente, se potabilizaba el agua antes de ser distribuida a la población”.

En tanto, los más afectados por esta interrupción del suministro del vital elemento son los habitantes de Puerto Octay, quienes pasarían las Fiestas Patrias sin agua en la red y la solución definitiva podría tardar 15 días.

El pasado 11 de septiembre se produjo el vertimiento de hidrocarburos en el estanque clorador de la planta de agua potable de la comuna, la cual es administrada por el municipio, y que hizo recordar lo ocurrido a mediados de julio en Osorno, interrupción del suministro que se prolongó por más de 10 días.

Por su parte, los empresarios turísticos y comerciantes de la villa sostuvieron una reunión con la alcaldesa María Elena Ojeda, a quien le plantearon su preocupación por las pérdidas económicas que ha generado el corte de agua potable y que les impedirá trabajar en Fiestas Patrias, ocasionando importantes mermas en dinero. Incluso, las autoridades comunales están estudiando la posibilidad de compensaciones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí