Una jornada familiar y llena de alegría fue la tónica de la marcha contra el cambio climático que se desarrolló entre las 18 y 20.30 horas entre Plaza Italia y el barrio República, en Santiago. Más de 30 mil personas (casi 100 mil según los organizadores) repletaron la pista sur de la Alameda, con consignas en defensa del medio ambiente, el fin de las termoeléctricas y las zonas de sacrificio, y la pronta adhesión del país el Acuerdo de Escazú.

La brillante jornada desarrollada en el marco de la movilización mundial Fridays for Future, debía culminar en un masivo acto en la intersección de calle Echaurren con la Alameda. Sin embargo, grupos violentistas desataron serios incidentes, llevando a la intervención de Carabineros. En medio de los desmanes fueron agredidos en el sector un equipo de prensa de CNN y otro de Chilevisión donde un periodista de este canal recibió heridas leves con arma blanca;  instantes previos, a la altura de Santa Lucía, otro equipo periodístico perteneciente a Televisión Nacional ya había sufrido el ataque de otro grupo de encapuchados.

Carabineros anunció la detención de 13 personas, uno de ellos por porte de arma de fuego. Además, se registraron 10 lesionados, 5 de ellos pertenecientes a los equipos de prensa que cubrían el evento.

Pese a estos incidentes, los organizadores resaltaron la exitosa jornada.

La coordinadora de Fridays for Future Santiago, Trinidad Fiorentino, detalló que lo que demandan principalmente “es un plan de descarbonización digno para toda la gente que habita en las zonas de sacrificio y se encuentran en estado crítico”.

“Luego esperamos que se firme el acuerdo de Escazú para poder proteger los derechos ambientales de todos nosotros, porque al final todos los que estamos aquí necesitamos un ambiente sano y tenemos derecho a participar de las políticas que se deben crear con respecto a eso”, agregó.

En tanto Ximena Salinas, representante de Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), comentó que “nos ha parecido maravilloso ser parte de este movimiento que ha sido impulsado por jóvenes sumamente voluntariosos que quieren un futuro mejor y que también nos impulsan y motivan en las causas que tienen que ver con la protección del planeta y nuestro medio ambiente en particular en Chile”.

“Es más que exitoso este llamado para esta gran marcha global que fue convocada en varios países también y nosotros lo que queremos es que realmente se tome conciencia y que toda la población se dé cuenta de lo que estar en una emergencia climática significa”, destacó la dirigente.

Por su parte Felipe Villegas, vocero de Viernes por un Futuro Santiago, estimó en un balance preliminar la asistencia de cerca de 100 mil personas al evento “y que nos manifestamos por la Alameda para demostrarle al gobierno que ya estamos hartos de que pisoteen nuestro futuro y acaben con nuestros anhelos.

Sobre el futuro del movimiento, fue enfático al asegurar que “esperamos que de aquí al COP25 seamos muchos más los que nos manifestamos frente a La Moneda, porque esto es necesario, es nuestro futuro el que se está viendo puesto en jaque”.

En tanto Ítalo Pradenas, voluntario de la Corporación de Defensa de Flora y Fauna (CODEFF), señaló que esta movilización “corresponde a esas manifestaciones atípicas donde la gente viene a compartir, a registrar el evento en fotos, donde vienen muchos niños y jóvenes disfrazados. Ha sido una verdadera fiesta ya que al final en un movimiento que lucha por mayor democracia ambiental por protección a los líderes medioambientales y mayor participación ciudadana”.

En el resto del país, las movilizaciones se desarrollaron en general sin mayores incidentes, convocando en total a más de 15 mil personas, salvo en Concepción, donde incidentes aislados arrojaron 6 detenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí