02/10/2019

Estudio revela que el comportamiento humano incide directamente en las mascotas

Estudio revela que el comportamiento humano incide directamente en las mascotas

Un estudio realizado por la Oregon State University encontró que los gatos, aunque no lo demuestren, crean vínculos con sus dueños de la misma forma en la que los perros y los bebés humanos lo hacen.


Los gatos no son tan sentimentales y prefieren que no los toques, pero en verdad piensan en los humanos que los cuidan como sus papás.

No es que le puedas preguntar esto a un gato, pero, los investigadores descubrieron el secreto analizando el comportamiento de gatitos de entre tres y seis meses, Los gatos fueron colocados en una habitación con sus dueños por unos minutos, después, fueron separados por la misma cantidad de tiempo y volvieron a reunirlos por unos minutos más. 64% de esos gatos demostraron estar apegados a sus dueños.

Pero, otro 36% se mostraron poco apegados, ambivalentes y desorganizados, lo que confirma que definitivamente hay algunos gatos que no quieren tener nada que ver con los humanos y que prefieren huir de ellos antes de que decidan empezar a hablarles con vos de bebé.

Lo que el estudio prueba es que los gatos son tan leales como los perros, simplemente prefieren no demostrarlo de forma tan obvia. Además, encontraron que el vinculo que se forma entre un humano y su gato no desparece con el tiempo. “Las características de un gato seguro, por ejemplo, [saludan] a su dueño y luego vuelven a lo que estaban haciendo”, dijo Kristyn Vitale, autor principal del estudio, a NBC News. “Así es como un humano seguro también se comporta”.

Los investigadores encontraron que los gatos buscan a sus dueños para tener seguridad y sentí que están a salvo, y e comportamiento de los dueños llega a afectarlos profundamente. “Es importante que los propietarios piensen en eso”, dijo Vitale. “Cuando se encuentran en una situación estresante, la forma en que se comportan puede tener un impacto directo en el comportamiento de sus gatos”, eso quiere decir que si vives estresado, tu gato probablemente se va a comportar como un demonio.

En pocas palabras, hay muchas posibilidades de que tu gato no te odie, y no quiera asfixiarte con tu propia almohada mientras duermes, te puede tocar uno que prefiera no tenerte cerca, pero definitivamente puedes estar seguro de que ese peludo que vive en tu casa y que camina entre tus piernas de vez en cuando te ama.

Fuente:GQ


recomendados

comenta esta noticia