El Presidente Piñera tuvo que salir al paso de las crecientes críticas provenientes de diversos  sectores de oposición y afines al Gobierno, en torno a las políticas de seguridad ciudadana de su administración, haciendo un gran llamado a la unidad de diversas entidades públicas, organismos de seguridad y el propio Congreso, anunciando además el envío de un proyecto de ley para crear una nueva institucionalidad de apoyo a las víctimas de la delincuencia.

Tras sostener una cita con los padres de Baltazar Díaz, el menor que murió tras recibir una “bala loca” en La Pintana, el Mandatario hizo un fuerte llamado a todos los sectores a trabajar unidos para revertir las cifras de victimización y el efecto del narcotráfico en el país,

Lo anterior en un momento en que las cifras entregadas por la fundación Paz Ciudadana el pasado lunes arrojan un aumento de 4,2 % de los hogares víctimas de robo; personeros de oposición como Felipe Harboe y José Miguel Insulza han criticado la política de seguridad ciudadana y el funcionamiento de la inteligencia policial; y el presidente de RN, Mario Desbordes, realizó fuertes críticas al Gobierno por transar en materia de seguridad pública, al pactar con parlamentarios DC para la aprobación del Control de Identidad a contar de los 16 años y no 14 como buscaba su partido.

En ese contexto, el jefe de Estado sostuvo que “la lucha contra la delincuencia ha sido permanente desde el primer día (…) ahora es más fácil criticar que avanzar“.

No presto atención a las críticas cuando se hacen por la prensa. Quiero pedirle a todos que hagamos críticas, pero constructivas. Eso es lo que necesitamos“, añadió.

En su opinión, la lucha contra la delincuencia tomará largo tiempo, y advirtió que “no es una lucha solo del Gobierno, es una cadena y ustedes saben bien que si un eslabón falla, falla toda la cadena”.

“Así que quiero pedirle a todos que unamos nuestras fuerzas”, indicó, en referencia al trabajo mancomunado que deben realizar las policías, el Ministerio Público, los municipios, el propio Gobierno y el Congreso.

Asimismo, el gobernante, acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel, anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley para constituir una nueva institucionalidad que resguarde a las víctimas de la delincuencia.

Sobre ello, comentó que “tengo plena conciencia que el Estado de Chile tiene la obligación de proteger y acompañar a las víctimas de le delincuencia”.

En esa línea recordó que hasta ahora 82 mil personas han sido atendidas por los actuales programas de acompañamiento, pero indicó que es necesario aumentar dicha cobertura.

“Por eso, quiero anunciar que en los próximos días enviaremos un proyecto que va a crear una nueva institucionalidad para prestar apoyo a las víctimas de la delincuencia”, subrayó.

Y por lo mismo, hizo un llamado al Congreso para apurar la aprobación de diversos proyectos.

“Los últimos días el Congreso ha hecho grandes avances  en sacar leyes muy importantes que todavía están allí, como la Ley de Control Preventivo de Identidad, muy necesaria, como la Ley de Control de Armas, y vamos a agregar también control de municiones, para tener un registro y trazabilidad; como la Ley de Modernización de las Policías, como la Ley Antiterrorista, que llevan demasiado tiempo  en el Congreso y que las necesitamos para combatir con mayor eficacia la delincuencia”, aseveró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí