19/10/2019

Espacio que lidera diputada Maya Fernández del PS advierte que el Gobierno “demostró su insensibilidad” en manejo de esta crisis

Espacio que lidera diputada Maya Fernández del PS advierte que el Gobierno “demostró su insensibilidad” en manejo de esta crisis

En una declaración del Movimiento de Recuperación y Cambio Solcialista señala: “Las actuales autoridades de gobierno, ciegas a la realidad y sin contacto con el Chile real y cotidiano, erraron de lleno para entender las manifestaciones originadas en un alza del pasaje del transporte público y optaron, una vez más, por enfrentar el problema tecnocráticamente y criminalizar”.


En una Declaración Pública del Movimiento de Recuperación y Cambio Solcialista, que lidera la diputada Maya Fernández, se refieren a la situación derivada tras cinco días de protetas que terminaron la declaratoria de Estado de Emergencia, a continuación el texto completo de la Declaración Pública

1. Los dolorosos y graves hechos que hemos presenciado esta semana y que culminaron con vandalismo
y violencia el día de ayer con destrozo masivo de bienes públicos, nos hablan de una crisis de la democracia que tanto nos costó recuperar y también de una actuación profundamente desacertada del aca Ferntual Gobierno.

2. El Gobierno, encerrado en su burbuja de clase y como ya es habitual, demostró su insensibilidad ante los sentimientos y angustias de los chilenos para lograr tener una vida mínimamente decente, llegando incluso a burlarse de ellas, con una falta de empatía simbolizada por las desafortunadas expresiones de varios de sus ministros, que mandaron a los chilenos a rezar, a levantarse más temprano o a comprar flores porque están baratas.

3. La gran mayoría de los chilenos vive endeudada y abusada por las grandes empresas y desatendida por los servicios públicos y se siente utilizada por los dirigentes políticos de todos los colores. Las autoridades tienen que entender que no hay real democracia sin justicia social y sin participación de la gente.

4. Tenemos la convicción que los hechos ocurridos obedecen a la expresión espontánea del descontento social existente desde hace ya varios años en el país, ante tanto abuso y explotación que sufre la gente día a día y ante la desubicación y lejanía con sus problemas que muestran los partidos y la gran mayoría de los dirigentes políticos.

5. Las actuales autoridades de gobierno, ciegas a la realidad y sin contacto con el Chile real y cotidiano, erraron de lleno para entender las manifestaciones originadas en un alza del pasaje del transporte público y optaron, una vez más, por enfrentar el problema tecnocráticamente y criminalizar desde el primer momento a quienes expresaban su justo descontento, lo cual terminó por hacer explotar a miles de chilenos que ya no dan más.

6. Sobrepasado por acontecimientos que no supo entender ni menos conducir, el Gobierno recurrió a la intervención de las Fuerzas Armadas, señal inequívoca de su fracaso. Es doloroso ver, en plena democracia, nuevamente a los militares en las calles, como los vimos en otros tiempos negros de la historia del país.

7. Hacemos un llamado a las fuerzas progresistas a superar sus diferencias y constituirse en una fuerza que vuelva a conectarse con los sentimientos de la mayoría nacional por más justicia social,
más equidad, menos abuso y colusión de los poderosos, promoviendo un nuevo pacto social con los movimientos sociales por un Chile justo que supere el inequitativo modelo neoliberal que nos rige y sus nefastas consecuencias de profundización de las desigualdades sociales. Un pacto de este tipo debe ser amplio y abordar no sólo el problema del costo del transporte público sino un mejor sistema de protección social, un salario básico universal que permita una vida digna, un nuevo sistema de pensiones, regulaciones más fuertes para terminar con el abuso de las empresas, cambios urgentes en salud y precio de los remedios, y una salida al debate tributario que no reste recursos al Estado para atender las urgentes necesidades ciudadanas. No puede haber crecimiento económico y desarrollo que valga la pena sin justicia social.

8. Como señal de distensión y empatía con la causa de ir cerrando las inmensas brechas existentes, demandamos revertir el alza del pasaje del metro, rebajar las remuneraciones del presidente, ministros y parlamentarios y de todos los altos cargos del Estado para acortar la vergonzosa distancia de ingresos entre ellas y la gente; citar al Congreso para que funcione en régimen extraordinaria hasta fines de año para despachar las principales leyes sociales que el país requiere.

9. Finalmente, el Gobierno debe sacar a los militares de las calles y mandarlos de vuelta a sus cuarteles, haciéndose cargo de la seguridad ciudadana como le corresponde,
remata la nota.


recomendados

comenta esta noticia