BUENOS AIRES (AP) — Los primeros resultados oficiales de las elecciones en Argentina daban el domingo un 47,21% al candidato opositor peronista Alberto Fernández y un 41,42% al conservador presidente Mauricio Macri, que busca la reelección.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, difundió esas cifras con el 65% de las mesas electorales escrutadas.

De mantenerse esta tendencia, el kirchnerismo regresaría al poder con una victoria en primera vuelta.

Para ser elegido presidente es necesario alcanzar al menos 45% de los votos o por lo menos 40% y una diferencia de diez o más puntos porcentuales respecto del segundo candidato más votado.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo a periodistas que la jornada electoral “transcurrió mayormente en tranquilidad y paz” al margen de “alguna irregularidad” en localidades de las afueras de Buenos Aires y otros puntos del interior del país “que la justicia electoral deberá analizar”.

Según el funcionario, más del 80 % del padrón concurrió a votar, un porcentaje considerado alto.

Por orden de la justicia electoral, debían estar computados al menos 10% de los votos de la capital y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba antes de dar a conocer los primeros datos oficiales.

En el comando de campaña de Fernández, que funciona en un centro cultural del barrio de Palermo en la capital, reinaba un clima festivo y esperaban los resultados escuchando temas de rock argentino. Afuera, frente a un escenario con pantallas gigantes, se agolpaban militantes kirchneristas, algunos con bombos.

Juan José De Antonio, de 46 años, expresó su felicidad. “Estábamos esperando este cambio desde hace rato y cansados de todo lo que estaba pasando… Tenés un amigo que perdió el trabajo, o un vecino que no logra llegar a fin de mes, y te pega, aunque a vos no te pase”.

De Antonio indicó que “la gente se dio cuenta” de que Macri “era una mentira grande, y esto es la verdad, y esperamos que vaya a salir bien”.

Santiago Cafiero, uno de los asesores más cercanos a Fernández, afirmó en tanto que el candidato del peronismo centroizquierdista mejoró el resultado obtenido en las primarias abiertas y obligatorias del 11 de agosto, cuando resultó el más votado con 47,78% de los votos respecto del 31,79% obtenido por el presidente. “Estamos muy confiados”, sostuvo.

En el complejo de exposiciones a la vera del Río de La Plata, donde el oficialismo levantó su centro de campaña, prevalecía la cautela. Salvo por una partidaria envuelta en una bandera argentina y otro con una blanca y la leyenda “Sí, se puede”, los asistentes permanecían pendientes de sus móviles mientras en los altavoces sonaba música latina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí