Más de US$ 60 millones cuesta reconstruir Valparaíso según informe preliminar del municipio

Más de US$ 60 millones cuesta reconstruir Valparaíso según informe preliminar del municipio

Cifra corresponde a un presupuesto estimado solo en materia urbana. El preinforme detalla catastro de pérdidas y daños, y una serie de propuestas para reactivar la economía local posibles sólo a mediano y largo plazo, ya que a corto plazo la municipalidad no cuenta con recursos.


Más de US$ 60 millones es el costo preliminar de reconstrucción de Valparaíso, tras los daños sufridos por tres semanas de movilizaciones que han implicado saqueos y daños a locales comerciales y mobiliario urbano.

Se trata de un preinforme entregado por la municipalidad de Valparaíso que considera también un catastro acotado sobre las pérdidas del comercio y mobiliario urbano y el presupuesto que se requiere para poder recuperarlo, con una serie de propuestas para reactivar la economía en la ciudad.

“Acá vamos a necesitar el apoyo de todos, del mundo público y del privado. El gobierno central se tiene que meter la mano en el bolsillo, más si consideramos que con la ciudad ha existido un abandono de años que se agudizó y fue más patente en los primeros días de esta crisis política y social”, afirmó Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso.

Este plan de reconstrucción, que establece propuestas a corto y mediano plazo, también será presentado a los ministerios correspondientes en busca de recursos para concretar las propuestas, según lo informado por el diario La Estrella de Valparaíso.

Catastro de daños e inversión

Así, el informe municipal detalla que el presupuesto estimado para la reconstrucción en materia urbana, programa que no cuenta con financiamiento y que no se pueden desarrollar en el corto plazo con recursos municipales, incluidos programas de mejoramiento de arterias como avenida Argentina, avenida Pedro Montt, mejoramientos de calles y el Quiero Mi Barrio de Cerro Almendral, tendría un costo total de 47.237.921.929 millones de pesos.

Lo anterior considera un catastro preliminar sobre los daños a la estructura pública de la ciudad, que se establece la existencia de un centenar de señaléticas dañadas. El monto de inversión para recuperar el mobiliario urbano asciende a 44 millones de pesos. De ellos, $8.450.000 corresponde a señaléticas y $35.300.000 a semáforos, siendo las calles Chacabuco, Uruguay, Bellavista, Condell y Pedro Montt las más afectadas por la destrucción de señaléticas y semáforos.

Además, el último catastro realizado por el municipio, al 7 de noviembre, contabiliza 103 locales comerciales saqueados o quemados, la mayoría de ellos ubicados en la calle Condell y la avenida Pedro Montt.

“Durante un primer momento los equipos se han volcado a realizar procesos de catastro relacionados con el comercio y turismo, conectividad, mobiliario urbano, seguridad vial y monumentos nacionales. El objetivo es obtener datos concretos y estadísticos, que nos permitan cuantificar el daño y las pérdidas a nivel local para lograr generar una planificación idónea que apunte a la reconstrucción y la reactivación económica-turística de Valparaíso”, explicó Daniel Ramírez, encargado de la Reconstrucción.

Para este fin, se entrevistó a 337 locatarios clasificados en cuatro segmentos: empresas grandes, medianas, pequeñas y micro donde se cifró en más de mil 81 millones de pesos las pérdidas totales.

Esto incluye activos, mercadería e infraestructura. Las dos primeras representan el 90% de las pérdidas.

De los locales dañados, mil 848 trabajadores están afectados en su fuente laboral, ya sea por la paralización total o parcial de las actividades. El 85% de esas personas corresponden al segmento de las pequeñas y microempresas.

Plan de reconstrucción.

Entre las medidas de corto plazo -que deberían ejecutarse entre noviembre y diciembre- está la creación de una Corporación de Fomento al Desarrollo Económico y productivo “que facilite el aporte público y privado evitando mayor burocracia, sobre todo, si consideramos la urgencia y rapidez que se requiere”, explica el alcalde.

Otra de las propuestas son la creación de ferias de reactivación económica, que se realizarán en espacios públicos sin cerrar calles y en una primera instancia se focalizarán en los locatarios más afectados.

También se concretarán eventos masivos con ferias de comercio local, replicando el modelo de la Calle de los Niños, donde el municipio facilitará la infraestructura para que se hagan los fines de semana con una oferta gastronómica y actividades culturales. El objetivo es abrir un espacio para que los comerciantes puedan trabajar y mejorar sus ventas.

Además, el segundo nivel del Mercado Puerto será habilitado para exposiciones temáticas con oferta comercial y turística local que también atraiga a consumidores y a los emprendedores locales.

Respecto a las medidas de mediano plazo, se contempla inversión pública para mejorar y rediseñar el entorno de los barrios comerciales.

Esto incluye señalética, iluminación, soterramiento de cables, mobiliario y la regeneración de los espacios públicos, todo con el objetivo de que el comercio pueda reactivarse y crear zonas más atractivas para visitar.

Los sectores donde se van a concentrar las mejoras son el circuito Bellavista, Condell y Subida Ecuador, circuito Rodoviario en las calles Pedro Montt, Rawson, Chacabuco y 12 de Febrero, circuito Francia, Victoria y Uruguay y circuitos Brasil y avenida Argentina.

Otras de las medidas que se ejecutarán en los próximos meses son un programa de seguridad para los comerciantes, donde se fomente la comunicación entre los emprendedores y así mejorar la sensación de seguridad en sus barrios, y una mesa de trabajo de todos los actores involucrados.

Parte de estas medidas a mediano plazo es la creación de una aplicación para caracterizar la oferta y medios de pago del comercio local a través de un mapa donde los consumidores puedan visualizar las distintas ofertas según sus intereses.

El municipio también coordinará otras líneas de acción gestionando recursos con el mundo privado como, por ejemplo, vincular a casas de estudio e instituciones privadas para apoyar a los locatarios afectados y adultos mayores que viven en los sectores que han sido dañados respecto a salud mental.

Se realizarán operativos de asesoría en administración de empresas y gestión de crisis a través de una alianza con escuelas de negocios de la zona que puedan ayudar a los pequeños comerciantes para que puedan continuar con sus emprendimientos.


recomendados

comenta esta noticia