La ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, sostuvo esta semana sus primeros encuentros con las centrales de trabajadores, con el fin de intercambiar opiniones en torno al sector laboral y las demandas sociales surgidas durante estas semanas de movilización ciudadana.

La secretaria de Estado convocó a las principales las centrales, las cuales aceptaron De éstas solo la CUT, presidida por Bárbara Figueroa, declinó asistir.

Así, los dirigentes de la Central Autónoma de Trabajadores de Chile (CAT), liderados por Óscar Olivos; de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), encabezada por Alejandro Steilen; y de la Central de Trabajadores de Chile (CTCh), presidida por Arturo Martínez, compartieron con el Ministerio del Trabajo sus impresiones acerca de la demanda social en Chile, como también los cambios que se están pidiendo, junto con los impactos que han implicado las cuatro semanas de movilización parcial de las actividades en las empresas y el empleo.

“Los representantes de los trabajadores se mostraron en acuerdo con el fondo del movimiento social, pero al mismo tiempo rechazaron de manera categórica las manifestaciones violentas que han caracterizado las últimas jornadas y que han generado la pérdida de cerca de 100 mil empleos, tras el daño material sufrido por miles de pequeñas y medianas empresas”, detallaron desde el ministerio en una nota de prensa acerca de estos encuentros.

Además, sobre la agenda laboral que impulsa el gobierno, el Ministerio aseguró que los representantes de las centrales sindicales manifestaron tener una “política de puertas abiertas y diálogo”, ello especialmente en relación a proyectos de ley emblemáticos, como la reforma previsional y Sala Cuna Universal, sumado a otras iniciativas que buscan mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí