14/11/2019

“Parece que los sectores más duros de la derecha se están imponiendo” dijo Pdte. del PS ante postura constitucional de Chile Vamos

“Parece que los sectores más duros de la derecha se están imponiendo” dijo Pdte. del PS ante postura constitucional de Chile Vamos

Oposición indignada con propuesta de Chile Vamos y la fórmula: 40% electos, 40% del Congreso y 20% designados.


Un alarga jornada de negociaciones sostuvieron en la sede del Congreso Nacional en Santiago los parlamentarios de Chile Vamos y la oposición, buscado un acuerdo en torno al mecanismo que en torno a la elaboración de una nueva constitución, jornada que al cierre de esta nota seguía desarrollándose en el edificio del viejo Congreso en Santiago.

Y si bien ayer miércoles, quedó la sensación que el acuerdo podría  avanzar más rápido considerando que, pese a la oposición de la UDI, Renovación Nacional se abría a la posibilidad de permitir un plebiscito de entrada y una proporción igualitaria de representantes del Congreso y electos popularmente en una Convención Constituyente.

Sin embargo hoy, a la hora de concretar una propuesta para discusión, representantes de Chile Vamos presentaron en la reunión de la oposición su postura de realizar una Convención Constituyente con proporciones 40/40/20.

Esto es, las proporciones corresponden a un 40% de parlamentarios en ejercicio, los que entrarían a conformar este bloque en proporción equivalente al tamaño del bloque o los partidos y, por su parte, un 40% de asambleístas, de elección popular.

Ese 80% elegiría al restante 20%, que serían profesionales técnicos, por ejemplo, abogados constitucionalistas y/u otros profesionales técnicos que pudieran aportar en la discusión de una nueva Constitución.

Según indicaron, al finalizar el borrador sería la ciudadanía la que deberá aprobarla, a través de un plebiscito ratificatorio.

Asimismo, dejaron claro que la idea inicial era no inhabilitar a los parlamentarios a que participaran de esta Convención Constituyente, pues una propuesta que se barajaba era el eventual hecho de que aquellos que participasen fuesen inhabilitados de sus cargos para poder conformar este proceso y así se centraran completa y exclusivamente en la Convención Constituyente.

En defensa de la propuesta, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, señaló que la propuesta de la alianza de gobierno “es generar una comisión. Creemos que lo lógico es que en un Congreso que fue elegido democráticamente, que fue además con una ley electoral distinta y en qué están todas las sensibilidades representadas es que sea equivalente lo elegido por el Congreso y lo elegido por la ciudadanía”.

Y si bien la postura de la Unión Demócrata Independiente ha sido considerada la más intransigente desde que la propia senadora por Bío Bío marcada la postura de la colectividad el pasado domingo, añadió que “esto no nos acomoda mucho, pero es una manera de cooperar al diálogo; es decir, que accedemos al 50%. El término medio, donde ambos cedemos de igual manera es eso y cuando nosotros lo planteamos no estábamos bluffeando, era una propuesta sería”, aseveró.

Consultada sobre porque en esta propuesta se eliminó la opción de un plebiscito de entrada, la líder gremialista dijo que “creemos que dado que va a haber un ejercicio democrático de parte de con los alcaldes, creemos que es innecesario hacerlo en este acuerdo que estamos planteando. Creemos además que retrasa todo el proceso y además genera incertidumbre”.

Por su parte, el presidente de RN, Mario Desbordes, detalló que “lo que hemos hecho es hacer una propuesta común de Chile Vamos. Lo primero que estamos planteando es que haya una convención que ojalá este compuesta por un 50% de parlamentarios y 50% de personas electas, porque este Congreso no fue electo por el binominal y no tiene el problema de que no fuera legítimo”.

“Si no fuera posible aquello, hemos planteado un 40% de personas electas hoy día, más 40% de personas que fuimos electas año medio atrás que somos parlamentarios en proporción de acuerdo al tamaño de cada bloque o partido y un 20% de personas que se puedan elegir por dos tercios de esta convención para aportar desde su experiencia en esta instancia”, indicó.

Además, especificó que “estamos dispuestos a ceder en un punto que era importante para ellos: nosotros habíamos planteado que lo que la convención acordara, después volviera al Congreso para que el Congreso, resolviese de acuerdo a lo que establece nuestra Constitución y siguiendo la línea de lo que más o menos presentó la Presidenta Bachelet”.

Asimismo, destacó que están dispuestos “a que después no pase por el Congreso, y hemos pedido que el quórum general sea tres quintas partes y, para algunos casos específicos, sea dos tercios y que luego haya un plebiscito de salida“, señaló.

Posteriormente, el senador de Evopoli, Felipe Kast, aseguró que ahora la palabra la tiene la oposición.

Ellos tienen que meditar. La disposición al diálogo está siempre disponible, así que ahora nos vamos a reunir en un tiempo más, vamos a dejar que ellos puedan analizar la propuesta que les hemos hecho e insisto, la disposición de Chile Vamos está total para construir un acuerdo”.

“La propuesta busca efectivamente unir posturas iniciales que eran distintas, había algunos que creían que el Congreso era el lugar para los cambios, otro grupo que no tenía que participar en lo absoluto y lo que hemos propuesto es un punto intermedio. Eso es lo que tienen que meditar y espero que podamos avanzar en las próximas horas“, concluyó.

Rechazo de la oposición

La propuesta detallada por parte de Chile Vamos no cayó bien en los partidos de oposición.

Quien primero hizo sentir su decepción fue el  presidente del PS, Álvaro Elizalde, quien se mostró totalmente en desacuerdo con la idea.

“Ustedes saben que tenemos la mejor disposición de avanzar hacia un acuerdo que permita darle un cauce democrático a la crisis que estamos viviendo. Hemos propuesto que sea la ciudadanía la que decida a través de un plebiscito el mecanismo y que ese debe ser muy participativo” anticipó, para luego explicar que “por eso, queremos que el 100% de quienes vayan a participar en la redacción de la nueva Constitución deben ser elegidos democráticamente. Lamentamos que hoy haya habido un retroceso en las conversaciones que estábamos llevando adelante, porque la propuesta del piñerismo plantea que exista un 20% de representantes designados“.

En este sentido, y en su opinión, los partidos de Gobierno “quieren volver a los senadores designados, solo un 40% elegido por la ciudadanía y el remanente representantes del parlamento. Creemos que eso es un retroceso respecto de lo que se había planteado originalmente y da cuenta de una propuesta profundamente antidemocrática”.

“Hemos concurrido de buena fe a este diálogo y vamos a seguir promoviendo el dialogo para un entendimiento que contribuya a una salida política a esta crisis. Pero lamentamos que parece que los sectores más duros de la derecha se están imponiendo”, concluyó.

En tanto, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, declaró que “en estos momentos difíciles el diálogo es absolutamente fundamental, pero un diálogo que esté en sintonía con la ciudadanía, nada al margen de la ciudadanía. Cualquier acuerdo al que se llegue debe ser validado por la ciudadanía, a través de un plebiscito de entrada o bien a través de la iniciativa de los alcaldes, que ya van a realizar una consulta en cada una de las comunas del país”.

No aceptaremos ninguna propuesta que quede simplemente aquí y no sea refrendada o validada por la ciudadanía, de manera transparente y abierta”, sostuvo.

En este sentido, el ex canciller añadió que “para eso está la posibilidad de los alcaldes, pero también la posibilidad de un plebiscito de entrada”, y resaltó que “hay que seguir dialogando, porque lo que importa en este momento es una nueva Constitución.

Por su parte, Fuad Chahin, presidente de la Democracia Cristiana, lamentó el retroceso de las últimas horas, pero dice que no es tiempo para “tirar el mantel”, por lo que instó a seguir dialogando y buscando acuerdo en la misma línea, pese a su profunda decepción por el detalle de la propuesta oficialista.

Finalmente, representantes de diversos partidos del Frente Amplio también mostraron su rechazo a la postura de Chile Vamos, por dejar de lado y minimizar la participación ciudadana en el proceso directo de  generación de la nueva Carta Magna, mostrando su opción por la Asamblea Constituyente, aun cuando están dispuestos a negociar para alcanzar un acuerdo beneficioso para el país.


recomendados

comenta esta noticia