16/11/2019

Ahora estallido social en Irán por alza de precios de combustibles

Ahora estallido social en Irán por alza de precios de combustibles
CapturaPantalla

El viernes, las autoridades anunciaron un aumento de al menos el 50% del precio de la gasolina, fijado hasta ahora a 10.000 riales, menos de ocho céntimos de euro, reporta AFP.


Un civil murió en una de las múltiples manifestaciones y protestas que se registran en Irán desde el viernes por la noche por el aumento del precio de la gasolina, anunciado por sorpresa por el gobierno, en plena crisis económica.

El viernes, las autoridades anunciaron un aumento de al menos el 50% del precio de la gasolina, fijado hasta ahora a 10.000 riales, menos de ocho céntimos de euro.

La reforma se presenta como una medida para recaudar dinero que será distruido entre las familias pobres, en un país productor de petróleo cuya economía, asfixiada por las sanciones estadounidenses, tendrá un decrecimiento del 9% este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero nada más ser anunciado, este aumento suscitó divisiones, sobre todo en las redes sociales y en el seno de la clase política, que critica el momento elegido por el gobierno, a pocos meses de las elecciones legislativas de febrero.

En Sirjan (centro) las manifestaciones fueron “importantes” y la gente “atacó un depósito de gasolina e intentó prenderle fuego”, antes de que la policía interviniera para evitarlo, explicó la agencia de prensa oficial Irna.

“Desgraciadamente una persona murió”, dijo Mohammad Mahmudabadi, el gobernador interino de Sirjan, citado por Irna.

También indicó que hay civiles heridos e insistió en el hecho que “las fuerzas de seguridad no recibieron la autorización de disparar [a los manifestantes] y que solo fueron autorizadas a disparar [al aire] como advertencia”.

También hubo manifestaciones en Machhad (norte), en Ahvaz, Chiraz y Bandar Abbas (sur), en Birjand, en el este, y en Gachsaran, Abadan, Khoramshahr y Mahshahr, en el suroeste.

Los manifestantes bloquearon las carreteras, pero las protestas fueron limitadas y fueron disueltas a medianoche, indicó Irna.

Ni un rial al gobierno

En diciembre de 2018 el presidente Hasán Rohani ya intentó aumentar los precios de la gasolina, pero la medida fue bloqueada por el parlamento.

El país llevaba entonces varios días paralizado por manifestaciones provocadas por las medidas de austeridad.

Para los conductores que tienen una tarjeta para llenar el depósito, el precio será ahora de 15.000 riales (once céntimos de euro) con un máximo de 60 litros al mes.

Cada litro suplementario costará 30.000 riales (22 céntimos de euro).

Las tarjetas fueron introducidas en 2007 cuando el gobierno ya había intentado reformar el sistema de subvenciones y luchar contra el contrabando.

Finalmente abandonó el sistema de tarjetas, pero volvió a introducirlas en noviembre de 2018.

Irán es uno de los países donde la gasolina está más subvencionada. Gracias a los precios bajos, el consumo de carburante es elevado, con 90 millones de litros consumidos al día en un país de 80 millones de habitantes.

Según el presidente Hasan Rohani, los beneficios del aumento del precio de la gasolina tienen que ser redistribuidos entre los iraníes que se enfrentan a dificultades económicas, es decir un 75% de la población.

El aumento debería generar 300 billones de riales (uno 2.300 millones de euros) adicionales al año, indicó la televisión de Estado y el responsable de planificación del presupuesto, Mohammad Bagher Nobakht.

Los montos pagados a unos 60 millones de iraníes irán de 550.000 riales (unos 4,2 euros en el cambio en el mercado libre) para las parejas, hasta los dos millones de riales (15,8 euros) para los hogares de cinco personas y más.

Los primeros pagos se harán dentro de diez días, según Nobakht. “Ni un solo rial irá al Tesoro”, prometió Rohani.

Según Nobakht, la medida fue decidida por el Alto Consejo de Coordinación Económica, formado por el presidente, el presidente del parlamento y el responsable de justicia.

La inflación en Irán es de más del 40% y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía se contraerá este año un 9% y en 2020 tendrá crecimiento cero.

El bajo precio del carburante genera un importante contrabando en el país y uno de sus destinos principales es Pakistán donde los carburantes son más caros.

El contrabando también se ha visto estimulado por la caída del rial, provocada en parte por el restablecimiento en 2018 de las sanciones económicas de Estados Unidos, que 2015 se retiró del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní.

Rohani indicó el viernes que se había resistido a los llamamientos del gobierno a subir el precio de la gasolina al nivel de otros países de la región para luchar contra el contrabando y afirmó que esto haría aumentar la inflación.

La oficial Agencia IRNA publica que “Irán comienza el racionamiento de gasolina y ha introducido aumentos en los precios de combustible como una medida para ayudar a los necesitados. La Empresa Nacional de Distribución de Productos de Petróleo de Irán (NIOPDC, por sus siglas en inglés) anunció el jueves la subida del precio de gasolina de 10 000 riales a 15 000 riales (12,7 céntimos de dólares), y una ración que establece que cada persona podrá comprar 60 litros por coche y mes”.


recomendados

comenta esta noticia