El ministro de Relaciones Exteriores nacional, Teodoro Ribera, fue recibido por el titular de Asuntos Exteriores japonés, Toshimitsu Motegi, quien le transmitió el deseo que la crisis se resuelva de forma “rápida y pacífica”. 

Japón entiende que Chile está haciendo esfuerzos para resolver los problemas de acuerdo a valores fundamentales que los dos países comparten, incluida la democracia y el Estado de derecho” y “espera una resolución rápida y pacífica de la situación”, dijo Motegi, declaraciones recogidas por la cancillería japonesa y que dio a conocer a través de un comunicado en su sitio web.

El canciller japonés lamentó la decisión de Chile de cancelar la reunión de la APEC y la COP25, pero mostró su “respeto”, a lo que Ribera respondió que ambos eventos fueron cancelados para “satisfacer la demanda social interna”.

Ribera quiso, a su vez, tranquilizar al gobierno nipón asegurando que Chile garantiza “la seguridad de las actividades de los japoneses y sus empresas en Chile”, y describió a Japón como “un socio estratégico importante que juega un papel clave en el campo de la democracia y el libre comercio en la región Indo-Pacífico”.

Los ministros de Exteriores de Japón y Chile acordaron también continuar fortaleciendo sus relaciones bilaterales y anunciaron la aprobación de un proyecto de cooperación técnica para adultos mayores. 

El ministro nipón se reunió con Ribera en la ciudad japonesa de Nagoya en un encuentro previo a la reunión del G20 por cerca de 20 minutos. El canciller chileno había arribado en horas de esta mañana a Tokio con el objetivo de participar de las reuniones del G20, grupo que reúne a las mayores economías del planeta y al que Chile asiste como invitado del país anfitrión, Japón.

La reunión en Nagoya es la última de 8 organizadas por Japón en el marco de su presidencia temporal del G20. En el encuentro sabatino, se traspasará la presidencia temporal a Arabia Saudita.

Reuniones de negocios

En el marco de la visita del ministro Ribera al país asiático, y previo al programa oficial del G20, el canciller sostuvo encuentros con representantes del sector empresarial japonés, abordando con ellos el camino que está siguiendo nuestro país para dar respuesta a las manifestaciones ciudadanas que ya cumplen más de un mes.

Así, se reunió primero con la Cámara de Comercio Chile-Japón y a continuación con representantes de grandes empresas japonesas con inversiones en nuestro país. En ambos encuentros pudo abordar la situación actual del país, así como los acuerdos que han ido permitiendo responder a las demandas de la ciudadanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí