Para abordar la amplia agenda de seguridad y otros temas vinculados a los ya 40 días de estallido social, las máximas autoridades de los poderes Legislativo y Judicial se reunieron con el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda.

Así, junto al mandatario estuvieron los presidentes de la Corte Suprema, Haroldo Brito; de la Cámara de Diputados, Iván Flores; del Senado, Jaime Quintana; y el fiscal nacional, Jorge Abbott, acompañados por los ministros del Interior, Gonzalo Blumel; Justicia, Hernán Larraín; Defensa, Alberto Espina; y Segpres, Felipe Ward.

Luego del encuentro, Haroldo Brito, declaró que la conversación se orientó a entregar información respecto a las circunstancias que se viven en el país, precisando que “el Presidente nos ha hecho saber su desesperada preocupación por el estado de cosas y, evidentemente, cuando nos explica las cosas es porque cuenta con que nosotros tengamos una actitud en ese sentido evidentemente”.

En tanto, el senador Jaime Quintana dijo que concordaron con la preocupación del Gobierno respecto al orden público y la seguridad, explicando que “le planteamos al Ejecutivo que tiene que haber una respuesta eficaz, donde se enfrente con decisión y firmeza los temas de orden público, sin que ello signifique afectar garantías constitucionales como son los derechos humanos”.

Por su parte, el fiscal nacional, Jorge Abbott, expresó que esta reunión, que calificó como informativa, buscó “de algún modo convocar a todos los poderes del Estado, en este caso a una institución autónoma como el Ministerio Público, a buscar formas de contribuir a buscar la paz social que es lo que hoy necesita urgentemente nuestro país. Ha sido en ese sentido una reunión muy provechosa”.

Finalmente, el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, destacó que este encuentro ha sido las más positiva y productiva de las reuniones que han sostenido con el Presidente Piñera, en especial porque se abordaron todos los temas directamente y con una proactiva discusión.

Así, manifestó que hay que separar el movimiento social de los actos vandálicos y de la delincuencia, “porque mientras no resolvamos el movimiento social, va a costar separar el acto vandálico y tratarlo como tal, como corresponde en un Estado de Derecho: con claridad, firmeza y sin ambigüedad”, indicó.

Además, recalcó que hay que dar una señal de unidad para lograr acuerdos, precisando que “para asegurar las pensiones, para asegurar una salud pública de verdad y un salario mínimo decente, lo que tenemos que hacer son las reformas y esas no se están tramitando con la urgencia que se debe”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí