La subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, se refirió hoy al lapidario informe entregado por Human Rights Watch que determinó violaciones a los DD.HH. por parte de Carabineros, indicando que el documento entrega antecedentes que “nos preocupa y recibimos con dolor”.

La subsecretaria, quien no aceptó preguntas de la prensa, dijo que las recomendaciones que hizo el organismo “hacen un llamado a incorporar reformas profundas en Carabineros y un mayor control efectivo de la acción policial en situaciones de disturbios y detenciones”.

Recabarren explicó que lo anterior es el punto central del proyecto que el Gobierno presentó el año pasado que incorpora nuevos y más exigentes controles en materia de derechos humanos, más transparencia en el trato durante las detenciones, nuevos medios de denunciar abusos policiales, entre otros puntos.

Este informe nos entrega una serie de antecedentes que sin duda nos preocupan y que, por supuesto, recibimos con dolor, pues da cuenta de graves vulneraciones a los derechos humanos de las personas, incluyendo denuncia de abusos, malos tratos y violencia sexual”, sostuvo.

Ante estos hechos, Recabarren dijo que el Gobierno se ha comprometido para que todas las denuncias sean investigadas por el Ministerio Público y juzgados por los tribunales de justicia.

Nuestro Gobierno tiene un compromiso absoluto con la verdad y la justicia, siempre a través de las instituciones existentes en nuestro estado de Derecho. Asimismo, se han instruido 600 sumarios administrativos cuyos antecedentes han sido enviados debidamente a la fiscalía que ya ha iniciado más de 2.000 investigaciones penales”, explicó.

En ese sentido, la subsecretaria de Derechos Humanos aseguró que ante este tipo de hechos “no habrá impunidad”.

La autoridad también comentó que se han actualizado los protocolos del uso de la fuerza que poseen los estándares recomendados por la ONU, se ha implementado una política de “transparencia absoluta” con respecto al acceso de la información desde el pasado 18 de octubre cuando se produjo el estallido social y se ha garantizado el acceso al INDH y Amnistía Internacional, Defensoría de la Niñez y la Defensoría Penal Pública a todos los recintos para que investiguen denuncias.

Lorena Recabarren también afirmó que “HRW ha desestimado una política sistemática con a intención de dañar a los manifestantes. Queremos ser muy claros en esto, nuestra política ha sido siempre el resguardo de os derechos fundamentales como la libertad de expresión y la integridad física de nuestros compatriotas junto a la mantención del orden público como componentes fundamentales de nuestra democracia”.

Asimismo, sostuvo que el Gobierno instruirá al General Director de Carabineros, Mario Rozas, para que revise “profundamente” aquellas acciones que se “alejen de lo establecido en los protocolos y que ha significado cuestionamientos y denuncias. Dicho informe debe incluir propuestas con medidas de corrección señalando las instrucciones y las sanciones que correspondan”, el cual deberá ser entregado en el plazo de una semana.

Además, Recabarren también apuntó a que se ha instruido al Comité Técnico Asesor de Derechos Humanos para que haga el seguimiento de las recomendaciones que ha realizado HRW y que el Ministerio del Interior creará un grupo transversal para que proponga en el corto y mediano plazo a la agenda de modernización que impulsa el Gobierno.

La autoridad finalizó indicando que “como Gobierno reiteramos el más pleno compromiso por el respeto de los derechos humanos y hacemos un sincero y humilde llamado a que todos los actores que conforma nuestra sociedad pongan de su parte para recuperar la paz social, porque sin orden y seguridad no puede haber paz social”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí