El ministro de Salud, Jaime Mañalich, debió abandonar esta tarde el Hospital Padre Hurtado bajo un fuerte resguardo policial, luego que funcionarios del centro asistencial reclamaran por la visita del secretario de Estado y comenzaran a golpearlo y lanzarle objetos contundentes.

El titular del Minsal llegó hasta el lugar para conocer “in situ” lo ocurrido en la última jornada de manifestaciones, debido a que las instalaciones recibió impactos de bala.

Ante esto, Mañalich anunció diversas medidas para resguardar la seguridad de las instalaciones médicas como la presencia permanente de personal de Carabineros y la instalación de vidrio blindados como también un detector de metales.

El ministro concurrió hasta el Hospital, pero fue recibido por un centenar de funcionarios que se manifestantes en contra de su visita e increparon al contingente policía que lo resguardaba.

Los manifestantes exigían más seguridad para ellos y los pacientes tras haber sufrido agresiones y ser amenazados por bandas organizadas, siendo lo último los disparos que recibieron de parte de delincuentes.

A la salida del titular del Minsal, los funcionarios le lanzaron distintos proyectiles y agua, por lo que tuvo que ser resguardado por los carabineros que lograron subirlo a su automóvil que también sufrió la violencia de quienes protestaban.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí