“Este es el momento de la política, pero es el momento de que la política actúe con responsabilidad, con coordinación y con objetivos comunes para poder sacar adelante la agenda ciudadana”, afirmó Cristián Valdivieso, director de Criteria Research, en entrevista con INFOGATE al analizar el actual momento social y político por el que atraviesa Chile.

En conversación con Infogate al término del seminario Integral Speaks, que analizó desde distintas miradas la crisis que vive actualmente el país, y que también contó con la participación del ex ministro José de Gregorio, Valdivieso urgió al gobierno a asumir un rol protagónico en la solución de la crisis nacional, “que se empodere, que lidere y también que entienda claramente que el Chile de hace dos meses atrás es muy distinto del Chile que hay que construir para el futuro”.

Por otra parte, destacó el papel que está cumpliendo el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien en su opinión “ha entendido que esto no solo pasa por medidas, sino que pasa también por una conversación más empática, en el entendido que esto no es enojarse con la demanda, sino acogerla y gestionarla”.

– Cómo evalúas el desarrollo del movimiento social estas últimas semanas

Lo que uno ve es que la ciudadanía sigue apoyando y acompañando mucho la demanda del movimiento social, que es la ciudadanía al final del día, separado de los grupos de saqueadores y violentistas, pero la ciudadanía se siente parte en general del movimiento social.

Cuando hablamos del movimiento social, la gran masa de la ciudadanía se siente parte, sigue acompañando y teniendo un grado alto de optimismo respecto de los resultados que vayan a producirse por el movimiento social y, por lo tanto, sigue muy vivo el movimiento social todavía, porque de alguna manera la agenda que vino a poner el movimiento social en relación al estallido del 2018, puede estar siendo más relevante pero todavía no se traduce en materializaciones concretas que lleguen directamente al bolsillo de la gente, a las reformas que la gente está buscando. Por lo tanto, la paz social es difícil de conseguir por no decir imposible si no se hacen las reformas que la ciudadanía está demandando, o se proyectan en una hoja de ruta que en el tiempo permita hacer sentir que en el tiempo estas reformas se van a producir porque esa es la verdadera demanda que está detrás del movimiento social.

– Tanto el presidente del Senado como de la Cámara han dicho que se está acabando el tiempo

Lo que pasa es que a la política se le acaba el tiempo, porque la ciudadanía no le da crédito: Y cuando a la política se le acaba el tiempo es por su incapacidad para ponerse de acuerdo y poner la agenda al centro; y debe entender la política que eso de darse gustitos personales hoy día es algo que atenta directamente contra ellos mismos. Esto no es una medida de solidaridad, de equidad o una medida de superar el egoísmo o los intereses personales de la política; es una medida de sobrevivencia: si la política no se pone de acuerdo, la política no se articula en ofrecer soluciones, van a venir otros a proponer soluciones, que a lo mejor van a ser mágicas y falsas, pero van a ser las soluciones que la gente está queriendo escuchar. Entonces, este es el momento de la política, pero es el momento de que la política actúe con responsabilidad, con coordinación y con objetivos comunes para poder sacar adelante la agenda ciudadana.

– ¿Y cómo evalúa ese papel de los políticos a la luz de lo que sucede por ejemplo con el concejal de La Calera?

Imagínate: la credibilidad y la confianza en los partidos políticos es muy baja por no decir nula, la credibilidad en el parlamento es bajísima. Entonces, todas aquellas acciones que de alguna manera refuercen el juicio negativo que la ciudadanía tiene respecto de los políticos es nefasta, porque tu puedes avanzar un paso, pero con un pequeño nuevo error retrocedes 10.

– Y bajo eso, ¿qué podemos esperar con esta carrera en que estamos camino a la consulta de abril del próximo año?

Creo que tanto el plebiscito como la reforma constitucional están conectados pero van por un carril, que hay que articularlo, darle horizonte de tiempo, buscar con fuerza la participación de la ciudadanía, que la ciudadanía sienta que ha sido escuchada, que haya muchos independientes participando en el proceso, que haya equidad en el proceso, eso es fundamental; por eso, hay que orientarlo, porque eso se va a dar en una año más. En paralelo, lo otro es ordenar la hoja de ruta en función de la reforma para que produzca los cambios en la demanda social, y estas cosas van en caminos paralelos y ambas deben tener hojas de ruta, y ambas tienen que incluir muy claramente la voz y participación de la ciudadanía, particularmente el proceso constitucional.

– ¿En qué queda, en este panorama, el papel del gobierno?

El rol del gobierno es ser protagonista de este proceso y no estar a la retaguardia del mismo, por lo tanto, el rol fundamental que está viendo la gente es que se empodere, que lidere y también que entienda claramente que el Chile de hace dos meses atrás es muy distinto del Chile que hay que construir para el futuro, y eso es un cambio profundo desde el punto de vista que el gobierno  no solo tiene que señalar que escuchó, sino que tiene que haber escuchado y entender que esa escucha tiene que producir cambios que hagan sintónica la demanda (ciudadana) con la gestión del gobierno.

– ¿Y el gobierno parece haber entendido, por los anuncios que ha hecho durante la última semana y media, o todavía se está muy lejos de lo que quiere la ciudadanía?

Creo que particularmente el ministro Briones ha entendido que esto no solo pasa por medidas, sino que pasa también por una conversación más empática, en el entendido que esto no es enojarse con la demanda, sino acogerla y gestionarla, por una parte. Y por otra, creo que él ha entendido que esto es una hoja de ruta; creo que quizás falta ponerle más generosidad, obviamente desde el punto de vista de la gente, pero el gobierno a través de él ha entendido, insisto, que esto es una hoja de ruta, que esto no se soluciona en un día, pero que hay que dibujar un camino, un horizonte donde efectivamente lleguemos a tener mejores pensiones, a tener una salud más digna, todas aquellas variables que la gente está pidiendo, e incluso que los sueldos ya no sean lo que son, porque no dan. Entonces, un horizonte de mejoras que parte hoy, pero que hay un compromiso de mejoras hacia adelante.

– ¿Entonces, el ministro Briones “la tiene más clara” que el equipo político del gobierno?

No sé. Creo que las señales desde Hacienda están siendo positivas particularmente por empatía. Creo que la ministra Rubilar y el ministro Blumel también entendieron, son más empáticos, acogen más -si se quiere, con menos soberbia- la conversación con la ciudadanía, pero hoy el foco está puesto en el tema económico, y creo que el ministro de Hacienda está y ha estado en eso, en el camino que está dibujando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí