Los presidentes de los partidos de Chile Vamos, instaron este lunes a los dirigentes de la oposición a respetar el texto acordado por la mesa técnica y poner en marcha lo antes posible el proceso constituyente, esto luego que en algunos sectores de la oposición se sugiriera efectuar modificaciones a lo acordado el pasado viernes.

A lo anterior se suma la rebelión interna que vive el Frente Amplio ante estas negociaciones, al punto que hoy, el partido Comunes llamó al resto de las tiendas de la oposición a formar una nueva mesa técnica, poniendo en duda su permanencia en el acuerdo constituyente de no afrentarse los cambios que ellos buscan.

En ese sentido, y tras finalizar el comité político ampliado de los lunes en La Moneda, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, señaló que “por lo menos nosotros estábamos absolutamente conscientes de cómo iban negociando, por lo tanto, al momento de firmar el acuerdo teníamos plena consciencia de lo que se estaba firmando. Yo supongo que los partidos de oposición hicieron lo mismo y que por lo menos sus técnicos sabían lo que estaban firmando. Por lo tanto, no me parece que ahora después de que se llegó a un acuerdo entre todos quieran volver a cambiarlo”.

Ante las dudas que está mostrando el bloque opositor, la timonel del partido oficialista hizo énfasis en que “ya se nos acabó el tiempo: hubo representantes de todos los partidos, se construyeron acuerdos, se firmó un documento por todos los representantes y, por lo tanto, lo que vale ahora es respetarlo y enviarlo al Congreso”.

Profundizando aún más en sus dichos, la senadora aseveró también que, “más que alcanzar acuerdo (en otros temas), hay que respetar el acuerdo firmado, hay que ingresarlo, a mí no me gustaría pensar que todas estas trabas son algún intento para tratar de boicotear el plebiscito y tratar de echarnos la culpa a nosotros (…) Si ellos tienen indicaciones parlamentarias para modificar otros cuerpos legales más allá de la Constitución, como es la ley electoral, pueden hacerlo a través de una moción parlamentaria”.

En tanto, el diputado Mario Desbordes, presidente de Renovación Nacional, indicó es plenamente legítimo que la oposición ingrese algo que “no fue discutido, que no fue rechazado, en caso específico, por ejemplo, los escaños reservados es parte de las posibilidades completamente legítimas”.

Sin embargo, y con evidente molestia, precisó que “cuestionar el acuerdo de la mesa técnica del viernes me parece que ya es irresponsable, me parece que está bueno ya que la oposición deje de tironear el acuerdo, y lamento muchísimo que tengan tantas diferencias entre ellos. El problema que subyace acá son las diferencias entre la propia oposición, yo espero que el acuerdo que suscribieron nuestros técnicos a los que nosotros mandatamos sea respetado”.

En relación a si su partido apoyará temas como avanzar en cuotas para pueblos indígenas, el diputado indicó que “yo creo que habría libertad de acción entre los parlamentarios de RN en la medida que la presentación que se haga cumpla con todos los requisitos constitucionales”.

Finalmente, presidente de Evópoli, Hernán Larraín, comentó que le sorprendía las diferencias existentes al interior de la oposición con su equipo participante de la mesa técnica “Espero que todos los partidos políticos que firmaron el acuerdo del 15 de noviembre para avanzar hacia una nueva Constitución honren su palabra y en las próximas dos semanas podamos aprobar ese texto en el Congreso y las diferencias que tengan al interior de la oposición y con sus técnicos las puedan resolver cuanto antes”.

Gobierno dispuesto a apoyar

Por su parte, el ministro de la Segpres, Felipe Ward, dio a conocer la intención del gobierno de poner a disposición sus equipos para presentar la iniciativa para una nueva constitución a través de un mensaje presidencial, aún cuando indicó que al Ejecutivo no le molestaba que el texto para habilitar el proceso constituyente se ingrese al Congreso como moción parlamentaria.

“Lo importante respecto de este tema es respetar un acuerdo que está suscrito, que está firmado, en el cual se trabajó durante mucho tiempo y que obviamente es la base para cualquier negociación”, comentó el ministro Ward, quien precisó que “el Gobierno ha ofrecido su colaboración para la redacción de un eventual mensaje, una eventual indicación de forma que se pueda considerar este tema lo antes posible, en la medida que así lo dispongan los presidentes de las comisiones de Constitución, mañana mismo, probablemente en la comisión de Constitución en la Cámara, pero sin obstaculizar el trabajo parlamentario”, lo anterior con el fin de acelerar los tiempos para apurar la tramitación del proyecto en cuestión.

Por ello, detalló que “la Segpres y el Gobierno pone a disposición sus equipos para eventualmente presentar esta iniciativa a través de un texto que lleve la forma de mensaje, que lleve la firma del Presidente de la República. Pero si los partidos toman una determinación distinta, en el sentido de que esto sea discutido a través de una moción parlamentaria, es decir, de una iniciativa que sea firmada por parlamentarios y no por el Ejecutivo, no nos provoca ningún problema. Lo que nos interesa es que esto avance y cualquiera de los dos mecanismos garantiza eso”.

Acerca de eventuales cambios sobre al texto elaborado por la mesa técnica, el ministro indicó que “si hay temas que han quedado fuera se podrán discutir más adelante (…) si han quedado temas fuera de este acuerdo el día de mañana habrá otras instancias para poder resolverlos, pero que no entrampen la discusión de las reformas que deberán ser discutidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí